Una conciencia de nosotros

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y prácticas para elevar tu ser, tu vida y las personas que te rodean. Desde artículos semanales hasta clases y eventos por transmisión y en Centros; hay un plan de membresía para todos.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
La Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen::
  • Todas las transmisiones en vivo
  • Todas las clases presenciales*
  • Un 10 % de descuento en nuestras tiendas*
  • Y mucho más…
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Ciertas restricciones se aplican.

Consulta gratuita con un maestro

Reserva una consulta gratuita con un maestro del Centro de Kabbalah.

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual, a fin de que tomes las riendas de tu destino y logres tus metas.

Solicitar una consulta

Lectura astrológica kabbalística

La astrología kabbalística ha ayudado a innumerables almas a obtener conocimientos profundos sobre sus caminos espirituales personales.

Una lectura de tu carta natal te conecta con tu verdadero propósito en la vida y te ayuda a transitar los altibajos de la vida a fin de que tomes las riendas de tu destino y alcances tus metas.

¡Y ahora tú puedes obtener una lectura astrológica kabbalística en línea!

Solicita la lectura de tu carta

Una conciencia de nosotros

Karen Berg
Noviembre 17, 2019

A primera vista, la porción de esta semana, Jayei Sará, es una simple historia sobre una mujer llamada Sará quien murió a los 127 años de edad. Sin embargo, cuando vemos con el lente del Zóhar, se convierte en mucho más que una historia. Se convierte en un código. Por ejemplo, la Biblia nos dice que Sará tenía 127 años, ¿qué significa eso? El Zóhar explica que a los 100 años Sará era tan hermosa como a los 20 y tan pura como a los 7. Este es un mensaje para nosotros sobre la energía de Sará, sobre la vitalidad y la pureza para las cuales tenemos el apoyo para alcanzar en esta semana tan especial.

"Conocer al Creador es estar en afinidad con Su manera de actuar".

El Zóhar revela que la razón por la que Sará era considerada tan pura es porque conocía al Creador. Conocer al Creador es estar en afinidad con Su manera de actuar: incluir a todos, estar continuamente en un marco mental que tenga en cuenta el bienestar de los demás. Sará entendía que diariamente tenemos la capacidad de volver positiva la energía que existe en ese día al pasar de una conciencia del “yo” a una conciencia de “nosotros”. Las oraciones de Sará no eran solo para ella, sino para el mundo.

"La alegría que puede obtenerse de cualquier bendición es directamente proporcional a cuánto podemos compartir dicha bendición".

Algunos de nosotros oramos en comunidad como lo hacemos en el Centro de Kabbalah. Otros lo hacemos de manera solitaria. Algunos oramos de pie, otros de rodillas; no importa cómo oremos, lo importante es hacerlo porque las oraciones son un regalo que tenemos para conectarnos con el Creador y conocerlo. En nuestras oraciones, a veces podemos pedirle sustento, sanación, prosperidad y bendiciones al Creador. Sará oraba, pero no por ella. Por supuesto, Sará nació con un Deseo de Recibir como cada uno de nosotros. Así fuimos hechos, fuimos creados para querer para el “yo”. Pero aprendemos de los kabbalistas que la alegría que puede obtenerse de cualquier bendición es directamente proporcional a cuánto podemos compartir dicha bendición. Por lo tanto, en esta semana, cuando tenemos a nuestra disposición la energía completa de Sará, es el momento perfecto para pedirle al Creador en nuestras oraciones, ciertamente, beneficios para nosotros, pero quizá no solo podemos pedir para nosotros, sino para beneficiar a los demás.

En los próximos siete días, pregúntate: ¿Qué es lo que realmente quiero y cómo puedo usarlo para ayudar a otro ser humano o al mundo? Y no olvidemos las bendiciones que ya tenemos. No importa lo mucho o poco que tengamos, siempre hay mucho por compartir si realmente buscamos. Esta es una poderosa semana para comenzar a compartir esas bendiciones también y, al hacerlo, podríamos obtener un poco más de satisfacción de las cosas que tenemos y más vitalidad, pureza y alegría de todo lo que pedimos. Inténtalo y cuéntame cómo te va. Me gustaría leer sobre tu experiencia.