La costumbre de dar

Repite el gesto: Sé un colaborador de la misión. CONOCE MÁS


Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Todas las transmisiones en vivo
  • Todas las clases presenciales*
  • Un 10 % de descuento en nuestras tiendas*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

La costumbre de dar

Centro de Kabbalah
Agosto 17, 2015
Me gusta 2 Compartir Comentarios

Estás por pagar los productos en el supermercado y el cajero te pregunta si quisieras donar un dólar a una organización benéfica para niños. Dar un dólar parece sencillo, especialmente si lo cobran en el total de tu factura del supermercado. Así que dices que sí y te sientes bien por un momento. Nunca sabrás a quién ayudará ese dólar, pero confías en que será utilizado de manera correcta. Para cuando sales del establecimiento, ya te has olvidado del asunto.

Todos sabemos cuán importante es dar. Cuando la oportunidad se presenta, la mayoría de nosotros damos con alegría. El dar caritativo es un precepto importante de la Kabbalah. Pero la manera en la que damos es igual de importante. El Centro de Kabbalah enseña que siempre deberíamos encontrar una manera para dar todos los días. ¿Te parece mucho? Existen muchas formas de dar, y compartir nuestro corazón es tan importante como dar dinero a la caridad.

Michael Berg dice: “Cuando damos nuestro dinero o nuestro tiempo, o incluso nuestro apoyo emocional, nos acercamos al Creador. Cuando compartimos lo que tenemos con otros, nos movemos para ser uno con el Creador”. A continuación te presentamos algunas ideas para ayudarte a hacer que el dar sea una costumbre espiritual.

Ponlo en tu agenda

Resulta difícil dejar de dar a la caridad durante los meses de noviembre y diciembre. Las organizaciones benéficas por lo general tienen una gran entrada de productos enlatados, juguetes y ropa durante las festividades cuando hay centros de acopio y recolección en cada esquina. Sin embargo, durante los meses de verano o a mitad de año, las organizaciones benéficas luchan por asistir a la población que ayudan debido a la falta de donaciones. La donación continua a lo largo del año puede ser un desafío a menos que lo planifiquemos. Para dar todo el año, considera hacer una donación cada viernes antes de Shabat o cada dos semanas en el día de pago de tu empleo.

Ten siempre contigo algo de dinero en efectivo

Las oportunidades para dar surgen de manera inesperada cada día. Está preparado llevando contigo algo de dinero en efectivo a donde vayas. Deja una propina al valet que estaciona tu auto o a quien prepara tu café en la cafetería. Entrega algunos billetes a la persona sin hogar que encuentres en tu camino, ¡o haz una gran compra cuando consigas un puesto de limonadas atendido por niños y compra dos vasos de limonada!

Incluso cuando nuestras finanzas están algo apretadas, siempre podemos apartar una pequeña cantidad para los demás. Los kabbalistas enfatizan el valor de dar más allá de nuestro nivel de comodidad. Cuando compartimos, experimentamos lo que se siente el tener abundancia, y a su vez, llevamos abundancia a la vida de otras personas.

Da más que solamente dinero

Muchos asumen que el dar a la caridad consiste en compartir sólo en términos monetarios. Esto no es así. Existen muchas formas en las que podemos dar que no provienen de nuestra cuenta bancaria. Compartir nuestro tiempo y nuestros recursos puede ser igual de valioso. Cuando un amigo anuncie que se mudará al otro lado de la ciudad, ofrécete a ayudarlo a empacar, dona cajas y cinta adhesiva o renta un camión de mudanzas para facilitar el proceso. Presenta a tus contactos en la industria a ese amigo que sabes que busca empleo. Ofrécete a cuidar el bebé de un amigo que esté abrumado en su casa. También considera dar antes de que te lo pidan; anticípate a las necesidades de los demás y busca organizaciones que merezcan apoyo antes de que tu calendario te recuerde que es tiempo de hacer una donación.

Michael Berg nos recuerda que: “Los grandes kabbalistas de Safed practicaban ver el niño hermoso e inocente en cada persona, sin importar la condición en la que pudieron haber caído, y un niño requiere más amor y motivación que dinero”.

La caridad y el dar en cualquier forma actúan como una herramienta que nos recuerda que debemos resistir nuestro Deseo de Recibir para Sí Mismo. Esto nos ayuda a ser más proactivos en nuestro comportamiento, lo cual nos conecta con la Luz y a su vez nos ayuda a transformarnos. Recuerda: el trabajo espiritual profundo comienza cuando compartimos con las personas de forma desinteresada. Michael Berg dice: “Mucho antes de que hagamos algo o demos algo, ya sea dinero, amor o un consejo, nuestra acción está definida por la naturaleza del deseo que se encuentra detrás. Y la Kabbalah enseña que el verdadero compartir está definido por nuestro deseo de transformación espiritual”.

Independientemente de cómo elijas compartir tus recursos con otros, da alegremente sabiendo que estás ayudando a disminuir el caos y la oscuridad en el mundo y a crear más Luz para todos.


Comentarios