Y Él reunió…
¡COMPARTE la Luz del Zóhar gratis con un amigo! Aprende más

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Todas las transmisiones en vivo
  • Todas las clases presenciales*
  • Un 10 % de descuento en nuestras tiendas*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Consulta gratuita con un maestro

Reserva una consulta gratuita con un maestro del Centro de Kabbalah.

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a recorrer tu viaje espiritual, con el fin de que tomes las riendas de tu destino y logres tus metas.

Solicitar una consulta

Lectura astrológica kabbalística

La astrología kabbalística ha ayudado a innumerables almas a obtener conocimientos profundos sobre sus caminos espirituales personales.

Una lectura de tu carta natal te conecta con tu verdadero propósito en la vida y te ayuda a transitar los altibajos de la vida con el fin de que tomes las riendas de tu destino y alcances tus metas.

¡Y ahora tú puedes obtener una lectura astrológica kabbalística en línea!

Solicita la lectura de tu carta

Y Él reunió…

Batya Solomon
Marzo 1, 2016

En la era moderna, y con el creciente desarrollo de nuestro pensamiento lógico y una escasez de verdadero enfoque espiritual en la vida de la mayoría de las personas, es un misterio el por qué alguien se interesaría en tan siquiera leer la Biblia. Esta habla acerca de eventos históricos que sucedieron hace mucho tiempo y que parecen no tener ninguna relevancia práctica para nuestra vida diaria.

¿Cómo puede ser que la Biblia sea consistentemente el libro de mayor venta cuando ni siquiera tiene sentido lógico la mayor parte del tiempo? ¿Por qué alguien se preocuparía en leerla?

Antes de que responda a esa pregunta, vamos a revisar la historia hasta este punto:

En el capítulo previo, los israelitas cayeron de estar totalmente alineados con la “Conciencia del Creador” (el deseo por impartir sólo bondad y no desear nada a cambio; no tener intenciones ocultas egoístas) al dejarse llevar por la influencia de la “Multitud Mixta” que deseó construir el Becerro de Oro (la Multitud Mixta es un código para el odio. Antes de la construcción del Becerro de Oro, no había energía de muerte y todos podían entrar al Tabernáculo, evitando que entrara la energía de muerte). Aquellos que participaron en este crimen de negar la existencia de Dios fueron eliminados.

Entonces, los israelitas fueron separados por Moshé y tuvieron la oportunidad de nuevamente participar en la construcción del Tabernáculo, pero en esta ocasión sin la intervención de la Multitud Mixta.

La porción de Vayakehel básicamente repite las porciones anteriores de Terumá y Tetsavé, las cuales hablan acerca del Tabernáculo (el templo portátil que usaban los israelitas para comunicarse con Dios durante el viaje en el desierto), y los sacerdotes (Cohanim) que servían allí. Hay un tema recurrente que se repite a lo largo de estas porciones. Tiene que ver con la construcción, la arquitectura, los muebles y los utensilios que se utilizan en el servicio a Dios.

Esta porción de Vayakehel comienza con Moshé reuniendo a toda la congregación de los israelitas una vez más. Moshé repite el requerimiento básico de lo que las personas pueden hacer para alinear una vez más su conciencia con la Conciencia del Creador después de caer.

Por cierto, ellos escucharon las mismas palabras antes de la caída y eso no sirvió de nada. Aun así cayeron en sus conciencias y sus acciones.

¿Qué podemos obtener de este mensaje? ¿Acaso hay algún mensaje aquí?

Todas estas historias en realidad traen consigo energía preciosa que alimenta el alma y que penetra nuestro ego y lógica agrandados para inocular nuestro corazón y nuestra alma con energía de fuerza de vida. ¡Esa es la razón por la cual, luego de miles de años, millones de personas leen estas historias que no tienen sentido! Mediante el estudio de la Kabbalah, podemos tener el mérito de conectarnos con los secretos más profundos y recibir las bendiciones de los mensajes codificados de la Torá.

Así que, ¿a qué tenemos acceso en la porción de esta semana? De acuerdo con La Biblia Kabbalística (la cual recomiendo altamente leer cada semana), mi amado maestro, Rav Berg, compartió:

“El capítulo previo de Terumá se duplica aquí en el capítulo de Vayakehel porque el capítulo anterior incluía la conciencia de la gente malvada conocida como los érev rav (la multitud mixta). La repetición enfatiza cuánto pesa nuestra conciencia y la influencia que tiene ésta en nuestra realidad física. Y por lo tanto si pensamos que podemos eliminar el caos con metodologías físicas, todavía estamos transitando el camino de los érev rav, los antikabbalistas. Todavía estamos flotando por encima de esta expectativa y esperamos un mundo mejor basado en la superioridad de lo físico. Y, amigos míos, esto no ha funcionado durante tres mil cuatrocientos años, y no hay duda de que nunca logrará eliminar el caos.

El caos que existe hoy en día viene y va; aparentemente a través de algún nuevo desarrollo o algún nuevo avance físico. Sólo para derrumbarse otra vez y empujar de nuevo a todo el mundo a un estado de caos.

Vayakehel está relacionado con el entorno y cómo lidiamos con todo y con todos los que nos rodean. ¿Somos respetuosos? ¿Tratamos a los demás con dignidad? ¿O simplemente nos ocupamos de nuestro terreno personal, ignorando a todo y a todos los demás?

Al participar en esta lectura, fortalecemos nuestra conciencia para tratar con dignidad humana a todas las cosas y las personas en todas las áreas. No es una tarea fácil estar constantemente en una conciencia de dignidad humana. Y esta tarea se dificulta aún más por el Oponente, que es muy viejo y tiene experiencia en manipularnos y desviarnos de tener respeto y tratar a los demás con dignidad”.

Dos acciones que Dios recomendó altamente por medio de Moshé, son:

1.Shabat es el día para dejar lo mundano.

El poder de Shabat es uno de los medios más poderosos para conectar con nuestro vínculo interno con Dios (o nuestra inteligencia más elevada, o el universo o nuestro verdadero ser; escoge el término que mejor te parezca). Cualquier persona de cualquier credo puede realizar esta conexión. Shabat no es una experiencia religiosa reservada únicamente para los judíos. Es un sistema creado para todos. Si dedicamos tan sólo cinco minutos en Shabat a una conexión con la Luz (este es otro sinónimo que puedes usar), será mucho más fácil conectar con la energía del Creador en cualquier otro momento de la semana.

El gran Kabbalista conocido como el Arí (“El León Santo”), Rav Isaac Luria, explica en Los escritos del Arí, una compilación de la Torá, lo siguiente:

“Durante los días de la semana, las líneas entre el bien y el mal están un tanto borrosas. Esto hace que sea muy fácil resbalarse y caer en la trampa del materialismo y el egocentrismo, así que uno debe estar constantemente en guardia; a diferencia de Shabat, cuando el Oponente se mantiene a distancia. Dado que Maljut (nuestra dimensión física) asciende por sí misma en Shabat, no es necesario que nosotros no ocupemos activamente en el proceso de elevar las chispas de Luz en Shabat como lo hacemos durante la semana de trabajo. En lugar de ello, nuestro trabajo espiritual es dejar de lado ciertos tipos de trabajos físicos que podrían causar separación de este nivel elevado de Luz (Biná)”.

2. La importancia de compartir por el bien común.

Aprendemos esta lección de la Torá a través de Moshé que invita a todo cuyo corazón lo incite a dar caridad a que traiga donaciones para la nueva construcción (ese fue el fondo de construcción original).

El Zóhar explica en Vayakehel 5:71:

Él abrió y dijo: “‘Tomen de ustedes una ofrenda para Dios; quien es de corazón generoso, la traerá…’” (Shemot 35:5). Ven y ve: Cuando un hombre se ordena a sí mismo venerar a su Señor, la orden llega primero al corazón, que es la base y fundamento del cuerpo entero.

Entonces esa buena voluntad es difundida en todos los miembros del cuerpo; y la voluntad de los miembros del cuerpo y la voluntad del corazón se combinan, y atraen hacia sí el esplendor de la Shejiná para que repose en ellos. Tal hombre se vuelve la porción del Santísimo, bendito sea Él. Esto está implicado en “‘Tomen de ustedes una ofrenda’”, que es, atraer para recibir sobre ustedes esa ofrenda, que es la Shejiná, de modo que este hombre sea una porción para Dios.

Cuando damos el diezmo o caridad, es vital hacerlo con un corazón puro y generoso; de lo contrario, el acto de dar no impartirá ningún benefició espiritual. Cuando nuestro corazón está contento y estamos conscientes de que el acto de compartir trae más a nuestra vida y al mundo por medio de revelar Luz, entonces el poder de nuestra donación se activa.

La Torá nos enseña que a través de esta historia podemos tener acceso a la más grande energía de paz interior mediante un mayor entendimiento de las leyes espirituales y actuando conforme a sus preceptos. Es una situación en la que todos ganamos.

¡Qué tengan una excelente semana!