Ser como un desierto
Su apoyo económico es absolutamente fundamental en este momento sin precedentes. Para apoyar el Centro de Kabbalah, haz clic aquí.

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y prácticas para elevar tu ser, tu vida y las personas que te rodean. Desde artículos semanales hasta clases y eventos por transmisión y en Centros; hay un plan de membresía para todos.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
La Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen::
  • Todas las transmisiones en vivo
  • Todas las clases presenciales*
  • Un 10 % de descuento en nuestras tiendas*
  • Y mucho más…
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Ciertas restricciones se aplican.

Consulta gratuita con un maestro

Reserva una consulta gratuita con un maestro del Centro de Kabbalah.

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual, a fin de que tomes las riendas de tu destino y logres tus metas.

Solicitar una consulta

Lectura astrológica kabbalística

La astrología kabbalística ha ayudado a innumerables almas a obtener conocimientos profundos sobre sus caminos espirituales personales.

Una lectura de tu carta natal te conecta con tu verdadero propósito en la vida y te ayuda a transitar los altibajos de la vida a fin de que tomes las riendas de tu destino y alcances tus metas.

¡Y ahora tú puedes obtener una lectura astrológica kabbalística en línea!

Solicita la lectura de tu carta

Ser como un desierto

Michael Berg
Mayo 29, 2019

El primer versículo en la porción de Bemidbar dice que el Creador habló a Moshé en el desierto del Sinaí. Y dado que sabemos que todas las palabras en la Torá fueron incluidas por una razón, hay algo interesante que investigar aquí. Está claro hasta en la lectura más superficial de esta porción que los israelitas seguían en el desierto; por consiguiente, es obvio que cuando el Creador le habló a Moshé fue en el desierto. Entonces, ¿por qué la Torá considera necesario informarnos dónde estaba Moshé físicamente mientras el Creador hablaba con él? ¿Qué lección hemos de aprender?

"¿Qué lección hemos de aprender?"

Rav Yaakov ben Asher, en su comentario Baal HaTurim, habla al respecto mientras cita al Midrash; dice que a menos que una persona se libere y esté abierta a todos, al igual que un desierto, no hay manera de que pueda ser espiritual u obtener verdadera sabiduría espiritual, que es la esencia de la Torá. Así como cualquiera puede entrar y salir del desierto y hacer lo que le plazca, de la misma manera se debe ser si se busca alcanzar este nivel.

El Midrash usa un término, hefker, que no tiene una verdadera traducción en español, pero que básicamente denota algo o alguien que es completamente libre y abierto a hacer cualquier cosa que se desee, algo o alguien que no tiene dueño ni custodio; como un desierto. Por lo tanto, esta lección es importante: la Torá en realidad nos está diciendo que hay un prerrequisito que, hasta no cumplirlo, nos impedirá obtener un verdadero crecimiento espiritual o una conexión con el Creador. Debemos estar sin ego, sin preocuparnos si alguien nos hizo o no nos hizo algo, no enojarnos con otra persona porque no hizo lo que queríamos, ya que somos hefker, como el desierto.

"Es una tarea que necesitamos asumir si queremos crecer"

La idea de ser como el desierto abarca casi todas las facetas de nuestra vida, y la verdad es que es una labor bastante intimidante. Desde el momento que nacemos y a lo largo de nuestra vida, nuestra naturaleza es exactamente opuesta a la de un desierto. Protegemos ferozmente todo lo que es nuestro o lo que creemos que debería ser nuestro. Sentimos la necesidad de contraatacar a cualquiera que de alguna manera interfiera en lo que creemos que es nuestro territorio. Pero a pesar de la naturaleza imponente de la labor de ser como un desierto, la Torá nos dice que sin esta transformación no podemos conectarnos verdaderamente con la Luz del Creador.

Es una tarea que necesitamos asumir si queremos crecer espiritualmente y conectarnos con la Luz del Creador.

No obstante, es importante recordar que no se espera que nos transformemos en hefker de la noche a la mañana. Más bien lo que se espera de nosotros es que, con regularidad, hagamos lo necesario para provocar esta transformación. Es un proceso largo, para el cual nos han dado toda una vida a fin de completarlo, y con la ayuda de la porción de Bemidbar podemos dar los primeros pasos para iniciar esa transformación. Siempre y cuando estemos transformándonos constantemente, podremos conectarnos con la Luz del Creador; no podremos conectarnos con la Luz solo al no hacer ningún esfuerzo en desarrollar esta cualidad de ser como un desierto.