Conectar con otros

Transforma vidas a través de un regalo al fondo de becas de Karen Berg. DONA AHORA


Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Todas las transmisiones en vivo
  • Todas las clases presenciales*
  • Un 10 % de descuento en nuestras tiendas*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

Conectar con otros

Centro de Kabbalah
Febrero 17, 2014
Me gusta 2 Compartir Comentarios

Puede ser que un día te encuentres haciendo un trabajo de voluntariado en un refugio para personas sin hogar, llevando a tu abuela al supermercado o entrenando a un equipo deportivo infantil. Disfrutas al contribuir con tu comunidad; te hace sentir bien y estás seguro de que esto hace que otros también se sientan bien. Sin embargo, a pesar de lo generosos que podamos ser con nuestro tiempo, ¿con qué frecuencia nos conectamos realmente con otros? ¿Somos tan cuidadosos y compasivos como generosos en nuestras acciones? ¿Estamos conscientes de nuestras acciones o sólo estamos actuando robóticamente?

Para poder conectar con otros de verdad, es necesario unirnos a ellos a nivel del alma.

Michael Berg señala que si bien podemos ser rápidos en ayudar a otros, eso no significa que estemos conectándonos con ellos. “Tenemos que ser cuidadosos de no engañarnos a nosotros mismos pensando que sólo porque hacemos cosas buenas por los demás, estamos unidos a ellos o estamos despertando el amor entre ellos y nosotros”, dice Michael. “Necesitamos reconocer la verdadera gran diferencia , y su importancia, que en el grado en que estemos separados de otros, estamos también separados del Creador”.

Unirnos a otros no sólo nos conecta con el Creador. Es también la base para nuestra felicidad y nuestra plenitud. El psicólogo Martín Seligman se interesó en el estudio de la felicidad cuando se dio cuenta de que, a pesar de que existen muchos estudios describiendo factores que causan depresión y otras enfermedades mentales, hay una escasez de estudios psicológicos que pudiesen señalar un camino para alcanzar un bienestar emocional.

Seligman se unió con su colega, el psicólogo Edward Diener, en un estudio acerca de la felicidad conducido en la Universidad de Illinois. Ellos encontraron que los estudiantes característicos más prominentes con los más altos niveles de felicidad y pocos signos de depresión comparten una fuerte conexión con amigos y familiares. Estos estudiantes felices expresaron un compromiso común a dedicar tiempo a sus seres queridos. “Los resultados necesitan diseminarse”, afirmó Diener. “Es importante trabajar en las habilidades sociales, en los lazos cercanos interpersonales y en el apoyo social para poder ser feliz”.

Seligman subraya tres componentes de la felicidad en su libro, “Felicidad auténtica”: placer, compromiso (conectarse con otros) y significado. Pero también señala que el placer es el menos importante de estos componentes. Resulta que el compromiso y el significado tienen mucha más influencia en la felicidad de una persona. Esto nos puede ayudar a concluir que nosotros, como sociedad, ponemos mucho énfasis en experimentar placer. La clave es tener una conexión profunda y significativa con otros.

Los kabbalistas siempre han apoyado esta idea; la conexión interpersonal tiene más peso que la acción en sí. Michael Berg dice: “Cuando ayudamos a otra persona, parte de nuestro trabajo espiritual es pedir asistencia al Creador para que verdaderamente nos importe y nos ocupemos de la persona”. Uno puede llevar a su abuela al supermercado a regañadientes mientras envía mensajes de texto por el celular, impaciente y fastidiado, uno puede comprometerse con un acto de bondad mientras deja pasar por completo la oportunidad de conectar con su abuela.

Así que, ¿cómo lo hacemos? ¿Cómo nos aseguramos que nos estamos uniendo con las personas en nuestra vida? De acuerdo a Michael Berg, lo anterior requiere de esfuerzo, “La única forma en la que podemos recibir el increíble obsequio de la unidad… es trabajando en ello manteniendo los ojos en la recompensa. ¿Estoy más abierto a otros el día de hoy en comparación con el día de ayer? ¿Tengo más amor para ellos esta semana que la semana pasada?”. Al ayudar a otros, detente y toma un momento para preguntarles acerca de sus experiencias (¿Cómo te sientes hoy? ¿Cuáles son tus metas para esta semana? ¿Qué puedo hacer para ayudarte?). Haz preguntas significativas y luego escucha las respuestas. A veces, el momento que define un acto de bondad no es el acto en sí, sino un simple contacto con la mirada, una sonrisa o un abrazo. Permite que la verdadera conexión con otros sea tu boleto hacia la felicidad y la verdadera plenitud.

 


Comentarios