Conectar con Nuestra Alma
Su apoyo económico es absolutamente fundamental en este momento sin precedentes. Para apoyar el Centro de Kabbalah, haz clic aquí.

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y prácticas para elevar tu ser, tu vida y las personas que te rodean. Desde artículos semanales hasta clases y eventos por transmisión y en Centros; hay un plan de membresía para todos.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
La Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen::
  • Todas las transmisiones en vivo
  • Todas las clases presenciales*
  • Un 10 % de descuento en nuestras tiendas*
  • Y mucho más…
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Ciertas restricciones se aplican.

Consulta gratuita con un maestro

Reserva una consulta gratuita con un maestro del Centro de Kabbalah.

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual, a fin de que tomes las riendas de tu destino y logres tus metas.

Solicitar una consulta

Lectura astrológica kabbalística

La astrología kabbalística ha ayudado a innumerables almas a obtener conocimientos profundos sobre sus caminos espirituales personales.

Una lectura de tu carta natal te conecta con tu verdadero propósito en la vida y te ayuda a transitar los altibajos de la vida a fin de que tomes las riendas de tu destino y alcances tus metas.

¡Y ahora tú puedes obtener una lectura astrológica kabbalística en línea!

Solicita la lectura de tu carta

Conectar con Nuestra Alma

Centro de Kabbalah
Mayo 20, 2014

La porción de esta semana se llama "Bamidbar" en el desierto.

Hasta ahora la historia literal de la Torá estaba muy emocionante, la creación del mundo, los patriarcas y sus aventuras, la entrada y salida de Egipto, milagros y maravillas por todos lados. Ahora llegamos al desierto.

Los kabbalistas explican que el hebreo y el arameo son dos idiomas de poder que pueden ayudar a conectar nuestra alma, pero también pueden ayudarnos a entender mejor la vida. Una de las maneras en las que entendemos la vida más profundamente es al relacionar las palabras que tienen el mismo valor numérico.

La palabra "Desierto" tiene el mismo valor numérico que la palabra "Avraham", lo que nos dice que en ese momento del año, ese periodo, mientras leemos el libro de Bamidbar, es el momento de ser como Avraham.

¿Cómo era Avraham?

La Torá comienza la historia de Avraham diciendo que su padre era un Adorador de Ídolos, y adorar a los ídolos no es algo que sólo se limite a hacerle reverencias a imágenes o estatuas. Adorar Ídolos significa cualquier forma de buscar satisfacción en cosas externas, cuando aceptamos el crédito por el bien que recibimos, esto se considera adoración a un ídolo porque olvidamos que la única fuente de bien y bendiciones es la fuerza universal que llamamos La Luz. Así que decimos que adorar un ídolo es la idea de no ser espiritual, ser una víctima, ser adicto a las percepción que otros tienen de nosotros, estar deprimidos, ser reactivos. De ahí fue donde vino Avraham.

Luego la Biblia dice que Avraham superó todo esto. La máxima expresión de esta superación fue cuando se le dijo a Avraham "Lej Lejá", Dios le dijo a Avraham que abandonara todo. TODO. Él tuvo que abandonar a su familia, su casa, su ciudad, todo lo que conocía tuvo que dejarlo atrás. ¿Para ir a dónde? Dios no le dijo, él sólo le dijo que fuera a donde él le indicaría.

Por cierto, esto ocurrió cuando Avraham tenía 70 años de edad.

Estamos hablando de un anciano de 70 años de edad, sin hijos, que todavía vivía con su papá, cuya familia era negativa, egoísta y adoradora de ídolos; que tuvo que dejar todo lo que conocía y empezar a dirigirse hacia lo desconocido.

Y Avraham lo hizo y permaneció el resto de su vida compartiendo con todos con los que se cruzaba.

Durante este periodo de tiempo, mientras leemos el libro de Bamidbar, Números, tenemos que tener en mente a Avraham, porque en el trabajo de Avraham podemos encontrar la pista de lo que tenemos que hacer para obtener lo mejor de este periodo de tiempo.

Este es el momento de tratar de ser como Avraham, en ser como un desierto, en dejar ir el enfoque excesivo en uno mismo y toda la depresión.

Todo el punto del desierto es ayudarnos a conectar con nuestra alma. El verdadero trabajo del alma no es pensar que soy alguien, así que debemos borrar la idea de la auto- importancia y con ello conseguiremos conectarnos con nuestro verdadero poder.

La razón por la que no estamos felices por dentro es porque todo el tiempo nos preocupamos por nuestro ego, por nuestro estatus.

Este es un momento para estar ocupados ayudando a otros y estar alertas de que nuestro ego intenta distraernos con nosotros mismos. Comienza a verte a ti mismo como un sirviente que vino aquí a dar y a servir a otros y no necesita reconocimiento porque está haciendo su trabajo.

¡Qué tengas una semana fantástica!