Elevación constante

Transforma vidas a través de un regalo al fondo de becas de Karen Berg. DONA AHORA


Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Todas las transmisiones en vivo
  • Todas las clases presenciales*
  • Un 10 % de descuento en nuestras tiendas*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

Elevación constante

Eitan Yardeni
Diciembre 9, 2014
Me gusta Compartir Comentarios

Antes de llegar a la porción de esta semana, Vayeshev, leemos sobre la larga lista de transformaciones y logros espirituales por los que pasa Yaakov. Luchó y venció al ángel negativo (la representación de su inclinación al mal). Fue protegido de su hermano Esav quien intentó matarlo. Pasó por un largo camino de pruebas y tribulaciones en el proceso de buscar sus dos almas gemelas, Rajel y Lea. Lo más importante fue que logró diluir la energía negativa de su suegro, Labán, con años de duro trabajo.

Cuando llegamos a la porción de Vayeshev vemos que Yaakov por fin descansó. De hecho, el título de esta porción se traduce literalmente como “y se sentó”.

Ahora bien, en vista de todo lo que le pasó, podríamos preguntarnos si es algo malo que Yaakov haya descansado. ¿No ganó algo de tiempo para descansar después de todas sus luchas? Después de todo de eso se trata la vida, crecemos, logramos metas, compartimos y luego es momento de descansar, ¿no? Según esta historia, la respuesta es un rotundo no.

Porque justo después de que Yaakov “se sentó” vemos que pasa por los 17 años más difíciles de su vida, los 17 años en los que creyó que su hijo querido, Yosef, estaba muerto.

La primera lección para esta semana es: el momento en el que creemos que hemos “llegado” a determinado lugar, que hemos logrado algo o que hemos tenido éxito en ayudar a la gente, en el momento en el que caemos en complacencia, seremos presionados por el universo de manera dolorosa a avanzar a nuestro siguiente nivel. El Rav siempre decía que mientras estemos en este mundo nuestra tarea es avanzar de nivel constantemente.

La complacencia hace que nuestra vasija sea más pequeña e impide que la Luz nos dé nuestro siguiente nivel de crecimiento, los dones y las bendiciones que nos están destinadas.

No me malentiendan, esto no significa que debamos estar en una lucha constante. Es ciertamente posible alcanzar el nivel de apreciarnos a nosotros mismos, la Luz y el don de hacer lo que hacemos y, al mismo tiempo, luchar constantemente por alcanzar nuestro siguiente nivel. De ser así, nuestra transición entre un nivel y otro estará llena de alegría y hasta los desafíos serán manejables. Pero cuando tenemos la conciencia de haber llegado ya y nos preparamos para descansar, un desafío doloroso debe romper nuestra vasija y abrirla nuevamente.

La segunda lección de esta semana tiene que ver con lo que realmente le ocurrió a Yosef que le trajo tanta tristeza a su padre. Suena ridículo e ilógico que sus hermanos, que realmente eran personas justas que representan las 12 tribus, pudieran vender a su hermano a un esclavista y más aún considerar matarlo.

¿Cómo es posible?

El secreto aquí es que aunque en la realidad del 1% (el mundo físico y lógico), los hermanos cometieron un error, un error que tuvieron que pagar a través de un proceso de corrección, debemos entender que la Luz del Creador formaba parte de la película completa. En el nivel del 99%, el nivel espiritual, lo que ocurrió no fue un error. Todo lo que ocurrió tenía que ocurrir para que Yosef fuera a Egipto y pudiera plantar la semilla para la redención de los israelitas.

Para todos nosotros, la lección aquí es entender que en medio de nuestras dificultades la Luz está actuando, todo ocurre por una razón porque la Luz siempre nos está guiando. Si podemos abrir nuestro corazón en medio de situaciones injustas, comportamientos negativos de otros contra nosotros, situaciones ilógicas de nuestra vida, entonces, incluso aunque tengamos que hacer algo en el mundo físico para ocuparnos del asunto, en el nivel espiritual el Creador siempre nos acercará a nuestra misión.

Entre más rápido acojamos nuestras situaciones con confianza y aceptación, más fácil será el viaje. Luchar contra nuestra realidad y sentirnos como una víctima sobre lo injusto, lo difícil o lo inesperado sólo nos causará dolor y sufrimiento innecesario.


Comentarios