Hacer por los demás

Cumpliremos 100 en el 2022! Ayúdanos a compartir la sabiduría de la Kabbalah por los próximos 100 años! DONA AHORA


Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Todas las transmisiones en vivo
  • Todas las clases presenciales*
  • Un 10 % de descuento en nuestras tiendas*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

Hacer por los demás

Karen Berg
Agosto 15, 2021
Me gusta 21 Compartir Comentarios 5

La porción de esta semana, Qui Tetsé, inicia con las palabras: Qui Tetsé la miljamá. Esto suele ser traducido como: “Cuando salgas a la guerra”. Sin embargo, la palabra Qui no significa realmente “cuando”, sino “debido”. En pocas palabras, el inicio de la porción de esta semana nos dice: debido a que sales a la batalla contra tus enemigos, tienes el éxito asegurado.

"Después de cada enemigo vencido, aparece uno (dos o tres) más en su lugar".

Entonces, ¿a qué se refiere esto de guerra y enemigos? A nivel superficial, no parece ser muy espiritual. Ni hablar de que la historia nos muestra que esta frase no es cierta. Siempre ha habido “enemigos”, y solo porque vamos y los enfrentamos no significa que ganamos. Y después de cada enemigo vencido, aparece uno (dos o tres) más en su lugar. ¿Cómo puede ser la guerra considerada un éxito?

Afortunadamente, tenemos al Zóhar y la sabiduría de los grandes kabbalistas para que nos aclaren esto.

Algo que aprendemos en nuestros estudios en el Centro es que la porción de la Biblia no se refiere a un enemigo externo, sino a nuestras propias reacciones negativas contra las que debemos luchar. Por eso el Rav llamaba “salón de guerra” al lugar en donde hacemos conexiones, debido a que en nuestras conexiones recibimos la energía para luchar esta batalla interna. Con este entendimiento, podemos comenzar a evaluar la batalla espiritual contra nuestra propia negatividad, batalla en la que cada uno de nosotros se encuentra diariamente. Esta es la batalla que se nos asegura que ganaremos debido a que elegimos aceptarla. Sin importar cuántas veces caigamos.

"Esta es la batalla que se nos asegura que ganaremos debido a que elegimos aceptarla. Sin importar cuántas veces caigamos".

El Rav decía a menudo que la guerra del Armagedón sería una guerra de pensamientos, una guerra de conciencia. La batalla entre el angelito que susurra: “Hazlo por los demás”, y el diablillo que susurra: “Hazlo por ti”. O la vocecita que dice: “Escucha y mantente abierto”, y la otra que dice: “Tengo la razón y los demás no”.

Es interesante darnos cuenta de que leemos la porción de Qui Tetsé justo dos semanas antes de Rosh Hashaná. Hay apoyo en el universo en este momento que puede ayudarnos en esta sana guerra interna, para de esa manera dar nuevos pasos hacia una profunda transformación de nuestro ser y llegar como una persona nueva a ese día de juicio.

Esta semana, fíjate en los momentos en los que estás inclinado a escuchar esa voz que susurra: “Hazlo por ti”, y activa tu libre albedrío para en su lugar elegir: “Hazlo por los demás”. Es esta simple (pero no siempre fácil) elección la que puede darnos control de nuestros pensamientos y la capacidad de superar la negatividad con positividad tanto en nuestro interior como para el mundo.

Y recuerda: debido a que escogemos salir a esta batalla espiritual, tenemos la victoria asegurada.


Comentarios 5