Acabando con el reino del oponente

Transforma vidas a través de un regalo al fondo de becas de Karen Berg. DONA AHORA


Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Todas las transmisiones en vivo
  • Todas las clases presenciales*
  • Un 10 % de descuento en nuestras tiendas*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

Acabando con el reino del oponente

Batsheva Shouster
Agosto 13, 2013
Me gusta Compartir Comentarios

La porción de Ki Tetsé trata sobre iniciar guerras con enemigos; a través del estudio de Kabbalah, sabemos que nuestro enemigo es nuestro oponente, nuestro ego, nuestra inclinación negativa. Esta semana, recibimos el regalo de superar al oponente.

A veces no tenemos claro cuál es nuestra inclinación negativa y cuál no es. Queremos alcanzar cosas en la vida, tenemos metas, pero muchas veces tenemos patrones o sistemas de creencias que nos bloquean a la hora de alcanzar nuestras metas. Sabemos que tenemos esos pensamientos negativos, pero no pensamos que son negativos y no vemos cómo nos bloquean a la hora de alcanzar nuestras metas.

Una vez una mujer de unos cuarenta años me dijo: "Mi meta es casarme y tener hijos, pero esto no pasa". Le pregunté sobre sus amigos y sobre cómo se relaciona con las personas en general, a lo que me contestó: "Creo que la gente es superficial y que son una pérdida de tiempo".

Así que, ¿quién es el enemigo aquí? ¿La gente que es superficial? No.

Su consciencia es el enemigo. Quizás su ego estaba lleno de orgullo, lo que significa que ella de verdad pensaba que era la persona más sabia del mundo; o quizás su ego le produjo el miedo a la intimidad y lo cubrió con un sistema de creencias que hizo que se sintiera cómoda, justificando así su aversión a otros. En cualquier caso, está claro que, estancada en su consciencia negativa, ella no vería a su alma gemela aunque estuviera parada a su lado, porque ella ya ha entrenado su mente para ver a las personas de cierta manera.

En esta porción se dice que "si vas a la guerra con tus enemigos, y Dios te los entrega como tus prisioneros...". Esto significa que si decidimos de manera proactiva luchar contra nuestro ego, nuestro oponente, entonces ya lo tenemos en nuestras manos. Pero si queremos sacarle ventaja a las oportunidades que se nos presentan para crecer en nuestra espiritualidad, debemos mirar de cerca nuestro sistema de creencias, nuestras nociones preconcebidas y no dispararnos el pié por error.


Comentarios