¿Está bien odiar?
¡COMPARTE la Luz del Zóhar gratis con un amigo! Aprende más

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Todas las transmisiones en vivo
  • Todas las clases presenciales*
  • Un 10 % de descuento en nuestras tiendas*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Consulta gratuita con un maestro

Reserva una consulta gratuita con un maestro del Centro de Kabbalah.

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a recorrer tu viaje espiritual, con el fin de que tomes las riendas de tu destino y logres tus metas.

Solicitar una consulta

Lectura astrológica kabbalística

La astrología kabbalística ha ayudado a innumerables almas a obtener conocimientos profundos sobre sus caminos espirituales personales.

Una lectura de tu carta natal te conecta con tu verdadero propósito en la vida y te ayuda a transitar los altibajos de la vida con el fin de que tomes las riendas de tu destino y alcances tus metas.

¡Y ahora tú puedes obtener una lectura astrológica kabbalística en línea!

Solicita la lectura de tu carta

¿Está bien odiar?

Marcus Weston
Enero 5, 2015

El estudio espiritual puede guiarnos a que nos formulemos preguntas importantes. En nuestra búsqueda por obtener un entendimiento más profundo acerca de la Kabbalah, por lo general ayuda el que nos acerquemos a los maestros de Kabbalah. Lo que sigue es una excelente pregunta por parte de un estudiante que obtuvo una respuesta reveladora del maestro de Kabbalah Marcus Weston.


“En el Zóhar aparece la frase “odio sin razón”. ¿Quiere decir esto que existen momentos en los que está bien odiar?” –FR

La traducción del hebreo original al español pocas veces es lo suficientemente buena. La frase en hebreo original es sinat jinam, aunque de manera coloquial se traduce como “odio sin razón”, la traducción literal es odio (sinat) gratuito (jinam).

“Odio gratuito” quiere decir odio sin atadura, pensamiento o razón. Es odio lanzado sin razón ni causa aparente. ¡Gratuito! Odio simple, puro e incondicional. Odiar simplemente por el hecho de odiar.

Así que, si bien la traducción de “odio SIN razón” puede muy bien implicar que existe el odio que puede ser justificado y espiritualmente aceptable, éste claramente NO es el caso.

Todos reconocemos que la energía diametralmente opuesta a la Luz es obviamente el odio. Nadie que sea equilibrado anhela, ora y ruega por sentir más odio. Sin embargo, la mayoría de nosotros hemos odiado. Como el Rav Berg solía bromear: ninguno de nosotros odia por la razón equivocada, lo que quiere decir que, en términos moralistas, no estamos de acuerdo con la idea del odio hasta que experimentamos una injusticia que permite a nuestro odio surgir ante lo que equivocadamente percibimos como la razón correcta para odiar. Así que, nuestro ego dice: si puedes encontrar la razón correcta, está bien odiar. Ahora tienes una justificación para el odio. De hecho, el ego dice que es saludable y correcto el odiar las cosas erróneas en los demás porque ver lo que está mal en ellos te distancia de lo que no es correcto.

Sin embargo, simplemente no hay excusa para el odio. El hecho es que el odio destruye y envenena. El Zóhar dice que el odio mata silenciosamente. Por lo general pensamos que hemos enterrado nuestro odio, que seguimos adelante o que lo barrimos debajo de la alfombra, pero al igual que los desechos nucleares enterrados, el odio gradual y silenciosamente erosiona todo lo que toca. Recuerda que Karen Berg dijo una vez: “Si aún tenemos algún remanente de odio dentro de nosotros, incluso el amor que creemos tener no es tan puro como pensamos”.

Así que la respuesta es no, no existe un momento correcto para odiar.

Únicamente está bien amar, perdonar, y si esto es mucho pedir, al menos nunca caigas por debajo del nivel de dignidad humana hacia los demás, como Karen Berg dice. Y lo anterior no es fácil; por ello existe el equipo de maestros y el camino espiritual para dirigir y apoyar todo este trabajo de sanación que se realiza en el Centro de Kabbalah.

Objetivamente, el mundo estaría mejor con un poco de esta sabiduría lo antes posible. Pero como Karen dice: “Una persona a la vez. ¡Buena suerte!”.