Servir a la humanidad

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y prácticas para elevar tu ser, tu vida y las personas que te rodean. Desde artículos semanales hasta clases y eventos por transmisión y en Centros; hay un plan de membresía para todos.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
La Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen::
  • Todas las transmisiones en vivo
  • Todas las clases presenciales*
  • Un 10 % de descuento en nuestras tiendas*
  • Y mucho más…
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Ciertas restricciones se aplican.

Consulta gratuita con un maestro

Reserva una consulta gratuita con un maestro del Centro de Kabbalah.

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual, a fin de que tomes las riendas de tu destino y logres tus metas.

Solicitar una consulta

Lectura astrológica kabbalística

La astrología kabbalística ha ayudado a innumerables almas a obtener conocimientos profundos sobre sus caminos espirituales personales.

Una lectura de tu carta natal te conecta con tu verdadero propósito en la vida y te ayuda a transitar los altibajos de la vida a fin de que tomes las riendas de tu destino y alcances tus metas.

¡Y ahora tú puedes obtener una lectura astrológica kabbalística en línea!

Solicita la lectura de tu carta

Servir a la humanidad

Karen Berg
Noviembre 10, 2019

Al leer la porción Vayerá de esta semana, hay tantas enseñanzas que los kabbalistas dan en sus comentarios sobre la porción que es difícil elegir solo una directriz para la semana. Cuando esto ocurre, me gusta regresar al inicio de la porción porque ese es el nivel de la “semilla”, es el lugar en donde podemos conectarnos con la esencia y el mayor potencial.

"Es difícil elegir solo una directriz para la semana".

Al inicio de la porción, dice que Avraham se sentó en la entrada de su tienda. Los comentarios hacen la siguiente pregunta: ¿Por qué es importante saber dónde se sentó Avraham? Por una parte, sabemos que está escrito que era el día más caluroso del año. También sabemos que Avraham estaba pasando por mucho dolor, debido a que era el tercer día después de su circuncisión. Avraham se había vuelto bastante famoso en ese momento de su vida. Era conocido por ser sabio, conocer muy bien las estrellas y haber aprendido, a través de una conexión directa, las cualidades y los procesos internos del Creador. La gente venía de muchas partes en busca de su orientación espiritual, consejos y oraciones. Y allí estaba Avraham, en el día más caluroso del año, quien a pesar de su dolor personal se sentó en la entrada de lo que en esencia era su hogar y se puso a disposición. De hecho, se dice que Avraham no solo estaba disponible, sino que estaba buscando a alguien que pudiera necesitar su ayuda. Avraham siempre buscaba una oportunidad para ser un mejor servidor de la gente.

"Una de las mejores cosas que podemos hacer en medio de nuestro sufrimiento es compartir con los demás".

En la vida, a veces nuestro trabajo espiritual llega a un punto de estancamiento. Nos preocupamos por nuestra familia y amigos, aquellos que están en nuestro círculo interno; y por supuesto, si alguien nos pide ayuda, estaríamos dispuestos a compartir. Lo que la historia de Avraham nos enseña es que una cosa es ayudar cuando nos piden ayuda y otra cosa completamente diferente es compartir cuando estamos sufriendo. Cuando estamos sufriendo esperamos que compartan con nosotros, pero una de las mejores cosas que podemos hacer en medio de nuestro sufrimiento es compartir con los demás. Puede ser difícil, pero es aun más satisfactorio y genera mucha Luz.

Puesto de manera simple, la energía de esta semana nos puede ayudar a compartir con los demás proactivamente. En los siguientes siete días, busca maneras en las que puedas ser como Avraham, un servidor de la gente. Porque cuando servimos a la humanidad somos, de la manera más profunda, un reflejo del Creador y cumplimos nuestro propósito en la Tierra. Estos son días poderosos para ofrecer tus talentos, ayudar a un refugio de personas sin hogar o hasta para poner tu casa a disposición de tus amigos.

Son nuestros esfuerzos por compartir los que, por emular la constante naturaleza generosa del Creador, nos convierten en faros y receptores de Luz.