Escorpio: El regalo de menos Luz
¡COMPARTE la Luz del Zóhar gratis con un amigo! Aprende más

Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen::
  • Todas las transmisiones en vivo
  • Todas las clases presenciales*
  • Un 10 % de descuento en nuestras tiendas*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Consulta gratuita con un maestro

Reserva una consulta gratuita con un maestro del Centro de Kabbalah.

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual, con el fin de que tomes las riendas de tu destino y logres tus metas.

Solicitar una consulta

Lectura astrológica kabbalística

La astrología kabbalística ha ayudado a innumerables almas a obtener conocimientos profundos sobre sus caminos espirituales personales.

Una lectura de tu carta natal te conecta con tu verdadero propósito en la vida y te ayuda a transitar los altibajos de la vida con el fin de que tomes las riendas de tu destino y alcances tus metas.

¡Y ahora tú puedes obtener una lectura astrológica kabbalística en línea!

Solicita la lectura de tu carta

Escorpio: El regalo de menos Luz

Michael Berg
Octubre 30, 2016

El mes de Jeshván, o Escorpio, es el mes del año en el que los kabbalistas dicen que no hay ni un día de conexión; una diferencia notable con respecto al mes pasado, el mes de Tishrei o Libra. Pero esto no es debido a que Escorpio sea un mes en el que no hay mucha energía disponible.

Este es un mes en el que cada uno de nosotros a nivel individual puede hacer más y revelar más Luz que en cualquier otro mes del año. En realidad, es la mayor de las oportunidades debido a esa ausencia de oportunidad; a que no hay Luz preparada ni días de conexión. Mientras pensaba sobre este concepto, recordé una historia interesante.

La mayor parte de lo que estudiamos, y el sistema sobre el cual está nuestro entendimiento de Kabbalah, está basado en las enseñanzas reveladas por el gran Kabbalista Rav Yitsjak Luria, y luego por su estudiante, Rav Jayim Vital. Su relación era muy interesante, y desearía hablar específicamente de una interacción entre maestro y estudiante. Ellos estudiaron juntos por menos de dos años y, durante ese tiempo, el Arí le decía continuamente a su estudiante: “No tienes idea de cuánto puedes hacer por este mundo. No tienes idea de lo grandes que son tus acciones. No tienes idea de qué tan importante será tu influencia en este mundo”.

Al principio, Rav Jayim quizá se sintió un poco alagado, pero con el tiempo, llegó a cuestionar el continuo recordatorio de su maestro sobre la grandeza de su alma y sus acciones. Se acercó a su maestro y le dijo: “He estudiado por varios meses y tú continúas recordándome lo elevada que está mi alma y cuánto puedo hacer y haré por el mundo. Pienso bastante en eso y no estoy totalmente convencido y, para ser franco, siento que quizá no eres del todo sincero conmigo. Sé de grandes almas que vivieron antes de mí, e incluso en esta generación debe haber grandes almas. Pero, aunque no se piense en esta generación ni en las pasadas, hubo muchos grandes kabbalistas y almas espirituales elevadas, ¿cómo puedes decir que mi trabajo es único y que lo que puedo hacer es más grande que muchas de esas grandes almas? No lo creo, no tiene sentido para mí. Lo sigues repitiendo, pero no lo acepto”.

El Arí, su maestro, después de mucho vaivén, dijo lo siguiente: “El error que cometes está en tratar de evaluar o comparar tu estado espiritual con el estado de conexión de generaciones pasadas. En generaciones previas hubo gente cuya sabiduría y acciones iban más allá de las tuyas. Pero la cantidad de Luz y, en consecuencia, la cantidad de bendiciones que alguien puede recibir y la cantidad de influencia que alguien puede tener en el mundo no tiene relación ni es comparada con otras almas que vivieron previamente. Mientras más oscuro sea el tiempo y menos Luz parezca estar disponible, más grande será una acción de un alma inferior”.

Cuando la Luz no está tan revelada, hasta una pequeña acción que hagas revelará gran Luz al mundo. Y el Arí le dice a su estudiante que esa es la razón por la que él continuamente le recuerda lo grande que es su influencia en este mundo y cuánto puede hacer. Así es en este mes de Escorpio, un mes en el que la Luz no está disponible para nosotros en días de conexión; tenemos que despertar la Luz, eso significa que hasta una pequeña acción o poca Luz que manifestemos brillará aun con más intensidad. Una pequeña acción de conexión, compartir o elevación en este mes puede hacer mucho más que la gran acción del mes pasado, en el cual hubo días en los que la Luz estaba preparada para nosotros.

En este mes de Jeshván, comenzamos a entender que se fortalece mucho más la oportunidad para que cada uno de nosotros despierte y atraiga gran Luz y bendiciones a su vida y el mundo entero. Ese es el regalo de este mes. Gracias a que la Luz del Creador no simplemente se está derramando sobre nuestra vida y almas, incluso una pequeña acción de compartir o una pequeña acción de conexión que hagamos en este mes revelará gran Luz y grandes lecciones.

Cuando lo entendemos de este modo, nos damos cuenta de que puede que no haya otro mes del año en el que tengamos tanto poder, podamos crear tantos cambios y podamos revelar tanta Luz y bendiciones como en este mes de Escorpio.