El poder de estar en el desierto

Transforma vidas a través de un regalo al fondo de becas de Karen Berg. DONA AHORA


Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Todas las transmisiones en vivo
  • Todas las clases presenciales*
  • Un 10 % de descuento en nuestras tiendas*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

El poder de estar en el desierto

Michael Berg
Mayo 11, 2021
Me gusta 16 Compartir Comentarios 3

El mes de Siván o Géminis es muy importante y, como sabemos, cuando somos conscientes de lo que está disponible para nosotros cada mes podemos recibir todas las semillas de grandes bendiciones y Luz para ese mes. Por ende, me gustaría compartir uno de los regalos que tenemos disponibles al entrar al mes de Géminis.

Los kabbalistas enseñan que un suceso histórico de un día específico —por ejemplo: Rosh Hashaná, Yom Kipur o Pésaj— es realmente un reavivamiento de la Luz que fue revelada en ese mismo día. Así que, cada vez que ese día llega en el ciclo anual, todos tenemos la oportunidad de recibir la gran Luz y las bendiciones que fueron despertadas originalmente en aquel momento.

Hay algo que aprendemos acerca del Rosh Jódesh, la Luna Nueva, o el primer día del mes de Géminis. Dice en la Torá que los israelitas salieron de Egipto y entraron en el desierto. Y queremos entender el concepto espiritual del desierto, porque este desempeña un papel muy importante en nuestro trabajo y desarrollo espirituales. Rosh Jódesh, la Luna Nueva, de Géminis es el día en que los israelitas llegaron al desierto. Por lo tanto, existe una conexión especial entre el poder del desierto, este día y este mes.

¿Cuál es el poder del desierto? El Zóhar dice algo que parecería indicar que el desierto no es un lugar muy positivo. Dice que no es una coincidencia que las cosas no crezcan en el desierto o que la gente usualmente no viva en él; esto se debe a que el desierto es el lugar que el Lado Negativo controla. Sabemos, por supuesto, que el Lado Negativo está en todos lados y a menudo lo invitamos a que entre en nuestra vida de muchas maneras, pero hay un lugar físico en el mundo en el que es más fuerte, y ese lugar es en el desierto. Por ello, asumiríamos que ese no es un lugar en el que una persona quisiera estar o al que iría para estar conectada con una gran Luz.

Sin embargo, ocurre todo lo contrario.

En el sexto día de este mes, el mes de Géminis, después de entrar al desierto en Rosh Jódesh, el primer día de Géminis, ocurrió la gran revelación en el Sinaí. Como el Zóhar y los kabbalistas nos enseñan, este fue el lugar y el momento en el que la Luz de la elevación más allá de la naturaleza y la muerte, la Luz de la Inmortalidad, Bilá HaMávet LaNétsaj, fue revelada en el desierto.

¿Pero por qué fue revelada en el desierto? Si vas a escoger un lugar para dar gran Luz y bendiciones, ¿no escogerías un lugar de Luz? Si se nos dice que el desierto es un lugar desolado en donde nada crece y donde no hay vida porque es el espacio que el Lado Negativo controla, ¿entonces por qué revelar esa Luz allí? ¿Por qué tener a los israelitas allí, en el desierto, al momento de esta gran revelación?

Tenemos que entender el concepto del desierto. ¿Qué es el desierto y qué representa en nuestra vida? El desierto representa el lugar al que no queremos ir, el lugar que nos asusta, el lugar que nos hace sentir incómodos. Y a menudo, incluso para aquellos de nosotros que quieren conectar con la Luz del Creador, ser espirituales y que quieren crecer y cambiar, hay ciertas cosas que simplemente son demasiado para nosotros, demasiado incómodas, que nos dan demasiado miedo, así que permanecemos en el lugar donde el trabajo o el cambio son relativamente fáciles para nosotros. Sabemos que tenemos que crecer y cambiar, pero nos sentimos abrumados al estar en ciertos lugares y vivir ciertas cosas.

El Zóhar nos dice que la Luz más grande que revelaremos no será la Luz revelada en lugares cómodos. El desierto es el lugar donde la Luz más grande será revelada. El desierto, como lo aprendemos de los israelitas, es el lugar en donde la inmortalidad finalmente será revelada. Y por ende, cuando dice que la energía del primer día de Géminis es la de entrar en el desierto, significa que queremos despertar y hacernos la siguiente pregunta: Si realmente quiero alcanzar aquello por lo cual mi alma vino a este mundo, si realmente deseo transformarme, si realmente quiero conectar con la totalidad de la Luz del Creador y las bendiciones que vienen con esa conexión, entonces ¿cuánto tiempo estoy pasando en el desierto?

Porque, como nos dice el Zóhar, los israelitas no podrían haber recibido esa gran Luz y revelación en ningún otro lugar en el mundo, excepto en el lugar que el Lado negativo controla, el lugar más desafiante, atemorizante y oscuro. Así que la decisión que a menudo tomamos cuando nos sentimos abrumados es dar un paso atrás. Por ejemplo, cuando alguien nos hace algo que realmente nos molesta, nos alejamos de esa persona, y esa decisión de no estar en el desierto —todas aquellas decisiones que tomamos para no ir hacia esos lugares que nos asustan, o que nos hacen sentir incómodos— ocasiona que no podamos recibir la gran Luz y las bendiciones que estamos destinados a recibir, y que tampoco cambiemos o nos transformemos de la forma en la que debemos hacerlo y por la cual vinimos a este mundo.

Por lo tanto, uno de los regalos del mes de Géminis es el entendimiento de que necesitamos, y con la esperanza de que ahora deseemos, pasar algo de tiempo en el desierto. Esto no quiere decir que estemos allí todo el día todos los días; necesitamos refrescarnos y estar cómodos de vez en cuando. Pero sabemos que si estamos en un lugar de comodidad todo el tiempo, si no estamos impulsándonos a ir hacia el desierto algunas veces, entonces no es posible que cambiemos y crezcamos en la forma en la que estamos destinados a hacerlo, ni recibir la gran Luz que estamos destinados a recibir.

Así que este es el mes, y específicamente el primer día del mes, en el que queremos tomar la decisión de comenzar a adentrarnos en el desierto, comenzar a impulsarnos con esta conciencia y este entendimiento y entrar en aquellos lugares que nos hacen sentir incómodos, aquellos lugares en los que no queremos estar. Es allí donde la gran Luz es revelada. ¿Por qué la Luz de la Inmortalidad se revela en el desierto y no en lugares más espirituales, cómodos y mejores?

Porque cualquier cantidad de Luz, bendiciones y crecimiento debe venir a nosotros cuando nos estamos esforzando por estar en el desierto.

Ese es el regalo de este mes de Géminis: la conciencia y, por ende, el deseo de esforzarnos por pasar tiempo en el desierto. “Sí, esto me hace sentir tremendamente incómodo. Sí, esta persona me lastimó de una forma que realmente me molestó y quiero alejarme de ella, pero no lo haré. Sí, esta situación es demasiado abrumadora para mí, y este no es un lugar en el que quisiera estar; es un lugar que me asusta y me hace sentir incómodo, pero voy a dar un paso hacia adelante, hacia el desierto, donde se revela la gran Luz”. En el desierto es donde ocurre la mayor transformación, y es el lugar del que podemos recibir la Luz y las bendiciones más grandes.


Comentarios 3