El instrumento más fuerte

Transforma vidas a través de un regalo al fondo de becas de Karen Berg. DONA AHORA


Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Todas las transmisiones en vivo
  • Todas las clases presenciales*
  • Un 10 % de descuento en nuestras tiendas*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

El instrumento más fuerte

Mordechay Balas
Mayo 29, 2014
Me gusta 3 Compartir Comentarios 2

La porción del Zóhar titulada Nasó significa “elevar” en hebreo. Como el Rav enseña, podemos aprender mucho a partir del nombre de la porción así como del primer verso de la misma.

Uno de los principales obsequios de esta semana es una apertura en la cual podemos convertirnos en seres más elevados. Existe un pasaje muy conocido que nos muestra cómo, a través del uso de las herramientas correctas, podemos elevarnos.

Nasó – Volumen 17, verso 90

90. “… Pero los sabios entenderán” (Daniel 12:10), ya que ellos son del lado de Biná, que es el Árbol de la Vida. Por ellos, fue dicho: “Y los que sean sabios brillarán como el brillo del firmamento…” (ibid. 3) con tu composición, de Rabí Shimón Bar Yojái, que es el libro del Zóhar, de la luz de la Ima celestial llamada arrepentimiento. Ellos no requieren una prueba y, debido a que los hijos de Yisrael en el futuro probarán del Árbol de la Vida, que este libro del Zóhar, ellos dejarán el exilio con misericordia. Esto será verdad acerca de ellos: que “Así lo guió HaShem, y no había El extraño con Él” (Devarim 32:12).

En esta sección, el Zóhar habla acerca del tiempo único que estamos enfrentando en la actualidad. Es llamado “el tiempo del Mesías”, “El tiempo de la Revelación”, “El tiempo de la era de Acuario”… aquéllos que conectarán con la Luz y aquéllos que no. Durante esta prueba (que todos nosotros estamos atravesando) aquéllos que estén lo suficientemente abiertos y se transformen lo suficiente podrán recibir la enorme cantidad de energía y Luz que se está revelando en el cosmos. Aquéllos que no estén conectados, no podrán manejar esta enorme cantidad de Luz. Es como si uno estuviera siendo expuesto a una enorme cantidad de luz después de haber estado en un lugar oscuro por mucho tiempo. Sin embargo, si una persona ya ha estado alrededor de la luz, cuando sea expuesto a más luz podrá manejarla.

Ya sea que lo queramos o no, estamos cerca al tiempo en el que todo el mundo tendrá que atravesar una transformación, un cambio positivo.

Pero el Zóhar nos habla acerca de una profunda herramienta de ayuda en esta sección: Aquéllos que estén conectados con el poder del Zóhar podrán manejar la Luz, la intensidad, la presión que todo el mundo esté enfrentando sin tener que atravesar la prueba del caos, el dolor y el sufrimiento. De esto es de lo que se trata la Kabbalah y ésta es la razón por la que el Centro de Kabbalah existe.

La Kabbalah enseña que el hecho de que estemos conectados de alguna manera con el Zóhar no significa que no habrá más desafíos en la vida. Más bien nos dice que el Zóhar es la herramienta más poderosa para atravesar la transformación, sin el horrible caos y la negatividad que tendremos que atravesar por nuestro Tikún (el proceso de enmendar y volvernos la mejor versión de nosotros mismos). De manera personal y global.

El exilio al cual se refiere el Zóhar en este pasaje es el exilio de nuestra mente, o cuando nuestra conciencia está alejada de la Luz. A través de nuestra conexión con el Zóhar no sólo no tenemos que atravesar por la prueba del caos, del dolor y del sufrimiento, sino que recibimos también el obsequio de liberarnos del exilio (nuestra desconexión de la Luz) de manera suave y misericordiosa. Es mucho más fácil aprender las lecciones de la vida si el despertar proviene del interior y no por parte del universo.

Se dice en esta sección que cuando suficientes personas estén conectadas con el Zóhar (y “conectadas con el Zóhar” quiere decir poseer el Zóhar, escanearlo, estudiarlo y aplicar sus enseñanzas) podremos eliminar el dolor y el sufrimiento del mundo entero. Por supuesto, cada uno de nosotros tiene siempre que llevarlo al siguiente nivel, y al siguiente después de ése y así sucesivamente.

La sabiduría de la Kabbalah es información, son las reglas del juego de la vida, nos ayuda a entender lo bueno y lo malo, nos enseña cómo conectar y cómo construir apreciación hacia la Luz del Creador. Pero cuando hablamos acerca del Zóhar no estamos simplemente hablando acerca de la sabiduría, estamos de hecho hablando acerca de poder, energía y fortaleza, porque cuando nos conectamos con el Zóhar estamos conectándonos con el alma elevada de Rav Shimón Bar Yojái. Rav Shimón pudo traer la Luz del Creador para nosotros en la forma más poderosa: la Luz de Biná. Ya que la Luz del Creador es una energía abstracta e ilimitada, la Luz más elevada que podemos sentir en este mundo es la Luz de Biná, el octavo nivel. Rav Shimón, a través del Zóhar y de la ascensión de su propia alma al nivel de Biná, pudo traer la energía de Biná hasta nosotros a través de las letras arameas del Zóhar. Debido a que un ser humano alcanzó ese nivel, cuando conectamos con el Zóhar en la actualidad podemos acceder a una enorme cantidad de Luz.

Cada uno de nosotros, cada vez que hacemos algo, debemos mantener en mente que es muy importante conocer cuánta energía estamos atrayendo debido a nuestra intención. Nuestra alma será transformada al ayudar a otros, pero no se trata acerca de qué estamos haciendo para ayudar a otros, es de hecho el nivel de pureza que tenemos cuando hacemos las cosas lo que determina cuánta Luz recibiremos y cuánta energía obtendrá la gente. Para poder alcanzar un efecto duradero cuando ayudemos a otros, debemos asegurarnos de que nuestra conciencia está en el lugar correcto y que la Luz que revelamos en nosotros mismos será transmitida a otros.

Rav Shimón Bar Yojái no fue sólo un canal para darnos las palabras del Zóhar y para conectarnos con Biná simplemente como información o sabiduría. Ya que él alcanzó tal nivel de pureza, Rav Shimón fue completamente un compañero para el Creador, él podía vencer cualquier temor, cualquier negatividad, cualquier oponente, y podía anular la conciencia de su cuerpo de manera total. A pesar del dolor y el sufrimiento de su cuerpo físico, Rav Shimón podía tener esta conciencia de ir más allá del aspecto físico de su cuerpo. Él alcanzó un nivel que reveló una grandiosa cantidad de Luz a través de su alma, y esa infusión de Luz está en el Zóhar. Ésa es la razón por la cual el Zóhar es eterno. Ésa es la razón por la cual él fue un increíble canal de Luz.

Ése es el poder de Rav Shimón Bar Yojái. Él pudo alcanzar tanto poder y fortaleza porque su alma vino de la Luz y del mundo más allá. Para los kabbalistas, El Zóhar es el instrumento más fuerte para conectar con la Luz del Creador sin la interferencia de la conciencia humana limitada.

Eso es lo que Rav Shimón Bar Yojái representa para cada uno de nosotros. La misión de los kabbalistas desde el comienzo del tiempo, la misión del Centro de Kabbalah, es efectuar cambios en la vida de las personas, pero no a través de nuestras propias palabras maravillosas o de programas de televisión acerca de Kabbalah. Por supuesto, también necesitamos de esto para poder generar conciencia, pero lo que deseamos transmitir es la energía de la Kabbalah, la energía de transformación, la energía del Creador, la energía de nuestra alma. El Zóhar es la herramienta para nosotros trasmitir energía, y no sólo la sabiduría de transformación, sino el poder de la transformación.

Así que cuando cada uno de nosotros escanea el Zóhar, tenemos que entender que no sólo estamos conectando con la fuerza abstracta de Dios. Estamos de hecho accediendo al poder de Dios, el poder de la conciencia de Biná, el poder de libertad, el poder de vencer a nuestro Oponente, no como conceptos intelectuales, sino como fuerzas y ¡es ESO lo que estamos buscando!

Debemos saber que cuando estamos escaneando el Zóhar estamos de hecho conectándonos con la fortaleza y el poder, y necesitamos rogar por el poder de ser felices, el poder de ser dadores, el poder para dejar ir nuestro ego, el poder de la certeza. Éste es el poder que necesitamos, no sólo intelecto detrás de él. Así que, cuando escaneamos el Zóhar, estamos recibiendo y conectándonos con un ser humano que ya ha alcanzado el nivel de Biná. Como resultado, él puede ayudarnos a acceder al poder de la Luz y no sólo al concepto de la Luz. ¡Eso es increíble!

El Centro de Kabbalah ha diseminado cientos de miles de Zóhars por todo el mundo; la simple presencia de estos Zóhars se convierte en una especie de satélite para la energía de Biná. Pero si pensamos en ello, Dios existe en todas partes, así que ¿por qué necesitamos satélites para la energía de Dios? Porque necesitamos el puente, un instrumento para acceder al poder genuino del Creador, no al poder potencial. El Rav explicó que Dios existe en todas partes en estado “suspendido”, que quiere decir: “esperando a ser revelado” u “oculto”. Necesitamos fortaleza para activar el poder del Creador. Podemos decir que el Creador está dentro de nosotros y, sin embargo, sentirnos deprimidos. ¿Cómo activamos esa fuerza de alegría y júbilo dentro de nosotros? Necesitamos el poder del Creador, no el intelecto.

Ése es el poder del Zóhar: al escanearlo, al compartir esta alegría con otros, al ser parte del proceso de diseminación del Zóhar estamos efectuando un cambio global en el mundo. Éste es un remedio que el Creador nos dio, un remedio para eliminar el caos, el dolor y el sufrimiento.

Ciertamente, si una persona no se comporta dentro de las leyes de dignidad humana y respeto por otras personas, ese poder no se revelará. Cuando combinamos el poder de la dignidad humana y el poder del Zóhar, el poder de Rav Shimón, y el poder de la conciencia de Biná cualquier caos puede ser eliminado. ÉSA es la película completa de la diseminación del la Luz de la Kabbalah en el mundo.

 


Comentarios 2