Debemos asumir la responsabilidad

Cumpliremos 100 en el 2022! Ayúdanos a compartir la sabiduría de la Kabbalah por los próximos 100 años! DONA AHORA


Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Todas las transmisiones en vivo
  • Todas las clases presenciales*
  • Un 10 % de descuento en nuestras tiendas*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

Debemos asumir la responsabilidad

Rav Berg
Diciembre 14, 2018
Me gusta 7 Compartir Comentarios 1

“En lugar de culpar y justificarnos, debemos asumir la responsabilidad”.

Esta historia trata sobre los miembros de una familia que “se acercan” los unos a los otros tras una larga separación. Los hermanos reconocieron que quizá el caos estaba sucediendo porque habían vendido a su hermano Yosef. Este reconocimiento es lo que causó que Yosef se revelara ante ellos. 

“Si podemos simplemente asumir la responsa-bilidad de todas nuestras acciones, entonces abriremos las puertas de la abundancia que nunca antes han estado abiertas”.

¿Miramos atrás y pensamos sobre nuestra propia negatividad? ¿En los momentos en los que enfrentamos caos nos preguntamos qué hicimos para crear esta situación? La mayoría de nosotros todavía quiere culpar a otros por el caos que estamos viviendo. El caos hostigó a los hermanos de Yosef una y otra vez durante veintidós años hasta que finalmente se dieron cuenta de que esto les estaba sucediendo porque habían vendido a su hermano.

Esta es una lección muy poderosa para nosotros, y todo lo que tenemos que hacer es abrir una puerta en nosotros mismos. Pero es difícil liberarnos del sinsentido de “sigo teniendo algo de razón en aquello que pasó”. ¿Por qué en una discusión no podemos decir simplemente “tú tienes la razón y yo estoy equivocado”? ¿Qué sucedería? Tenemos que asumir la responsabilidad de nuestras acciones y de todo lo que nos llega como consecuencia de éstas. A veces el caos surge de acciones en una vida pasada. Pero ya sea en esta vida o en una anterior, tenemos que preguntarnos qué hicimos para causar esta situación… aunque se trate de algo bueno.

“Todo lo que tenemos que hacer es abrir una puerta en nosotros mismos”.

Debemos repetirnos a nosotros mismos: “Cada aspecto negativo en mi vida solo se debe a mí”. Si podemos hacer eso tan solo durante una hora o dos, podemos acceder a las puertas que están literalmente abiertas durante la lectura de esta historia en Shabat. Si aun así no podemos soltar la idea de quién tuvo la culpa, habremos malgastado esta oportunidad.

Te hago un llamado: todos necesitamos la Luz que nos pueda llegar de esta historia. Si podemos simplemente asumir la responsabilidad de todas nuestras acciones, entonces abriremos las puertas de la abundancia que nunca antes han estado abiertas.

 

*Fragmento del mensaje del Rav sobre la porción de Vayigash incluido en La Biblia Kabbalística.


Comentarios 1