Por qué Moshé oró 515 veces para entrar a Israel

Cumpliremos 100 en el 2022! Ayúdanos a compartir la sabiduría de la Kabbalah por los próximos 100 años! DONA AHORA


Menú principal

Eventos y clases



Hazte Miembro

Encuentra más sabiduría y ejercicios para elevarte, elevar tu vida y la de aquellos que te rodean. Desde artículos y videos semanales a clases trasmitidas en vivo, clases presenciales y eventos. Hay un plan de membresía para cada persona.

Ver planes de membresía
Membresía sugerida:
Comunidad Onehouse
  • Sus beneficios incluyen:
  • Todas las transmisiones en vivo
  • Todas las clases presenciales*
  • Un 10 % de descuento en nuestras tiendas*
  • Y mucho más...
  • Inscríbete hoy
  • *En las sedes participantes. Hay restricciones.

Profundiza aún más en la sabiduría de la Kabbalah con una guía personalizada y lectura de carta astral.
Consulta gratuita con un maestro

Nuestros instructores comprometidos están aquí para ayudarte a transitar tu viaje espiritual.

Solicita la tuya
Lectura astrológica kabbalística

Aprender acerca de nuestra alma a través de una carta astral ayuda a dar más significado y un mayor entendimiento a las experiencias que enfrentamos, las personas que conocemos, el trabajo que hacemos y las bifurcaciones en el camino.

Solicita la lectura de tu carta
Guía personal - Servicios del Centro de Kabbalah

Sesiones personalizadas individuales con un instructor para profundizar en el área que te interesa o apoyarte donde más lo necesitas. Las reuniones abarcan temas desde las relaciones hasta el tikún o un estudio profundo del Zóhar, todas personalizadas especialmente para ti.

Reserva una sesión de guía

Por qué Moshé oró 515 veces para entrar a Israel

Michael Berg
Julio 21, 2021
Me gusta 29 Compartir Comentarios 11

Al principio de la porción de Vaetjanán, Moshé les dice a los israelitas que le rogó al Creador para que le permitiera entrar a la Tierra de Israel. El valor numérico de la palabra vaetjanán, que significa “yo rogué”, es 515. Y el Midrash nos dice que Moshé en realidad oró al Creador 515 veces para entrar a Israel.

Entonces, la pregunta obvia es: ¿por qué Moshé oró tantas veces por solo esto en particular? Si el Creador no respondió a su oración la primera vez, ¿por qué continuó pidiendo? ¿Qué razón podría haber tenido para hacer lo que hizo? Y, aún más importante, ¿qué debemos aprender de eso?

"Fortalecer nuestro entendimiento de que no tenemos nada por mérito propio, y de que todo lo que necesitamos solo puede provenir del Creador."

Para comenzar a entender esto, debemos analizar el verdadero propósito de la oración. El Midrash explica que el versículo: “… y servirle con todo tu corazón”, se refiere a la oración. ¿Qué tiene que ver la oración con el servicio? Usualmente vemos la oración como una manera de pedirle algo al Creador, mientras que el servicio es hacer algo por alguien más. ¿Qué conexión hay entre la oración y el servicio?

Rav Moshé de Teraní, el Mabit, explica una idea muy importante sobre la oración. Él dice que el propósito de la oración no es principalmente que nuestras oraciones sean respondidas; el proceso de la oración es para mostrar nuestro entendimiento de que nada ni nadie en el mundo puede satisfacer verdaderamente nuestras necesidades, excepto el Creador.

El Mabit nos enseña que cuando oramos, nuestra conciencia debería ser el conocimiento de que no tenemos nada sin la ayuda del Creador. Y por esa razón oramos. No oramos necesariamente para que nuestras solicitudes sean cumplidas, sino para fortalecer nuestro entendimiento de que no tenemos nada por mérito propio, y de que todo lo que necesitamos solo puede provenir del Creador. En otras palabras, la oración es una herramienta que podemos usar para fortalecer nuestra confianza y entendimiento de que todo lo que necesitamos solo viene del Creador.

Desde luego, hay muchas razones para orar y se pueden revelar grandes cantidades de Luz pueden revelarse a través del proceso de la oración. Pero el Mabit nos dice que cada vez que oramos y le pedimos cosas al Creador, debemos infundir en nuestra conciencia que solo podemos recibir esa plenitud de parte del Creador. Y si somos sinceros con nosotros mismos, ya sea consciente o inconscientemente, a menudo pensamos que hay otros factores que influyen en nuestra plenitud. Pero la manera en la que verdaderamente podemos recibir algo del Creador es teniendo confianza total en que solo el Creador puede satisfacer nuestras necesidades. Sin esta conciencia, es difícil que recibamos Luz y bendiciones.

Esta enseñanza nos ayuda a entender las acciones de Moshé. Él no oraba al Creador para que su oración fuese respondida. Más bien, trabajaba para llenarse con un entendimiento cada vez mayor de que todo viene del Creador. Oró 515 veces porque no solo se estaba desarrollando espiritualmente, sino que también, y más importante aún, nos estaba ofreciendo un verdadero entendimiento sobre la oración. Esto se vuelve aún más claro cuando nos damos cuenta de que la palabra hebrea para oración, tefilá , tiene el valor numérico de 515 que, como dijimos previamente, es el mismo de la palabra vaetjanán, “rogué”. Este es realmente un hermoso entendimiento que recibimos de Moshé en este Shabat.

 


Comentarios 11