Astrología

La promesa de un renacer – Avanzar hacia el 2020

En la astrología, cada momento es importante. El reloj cósmico sigue avanzando y los planetas continúan su movimiento mientras forman caminos diferentes para cada uno de nosotros, lo cual crea el plano de nuestra alma. El nuevo año promete ser un punto importante en la historia mundial, la conciencia cambiará y el mundo cambiará. Veremos hacia atrás este período y pensaremos: “la vida antes del Año Nuevo y después del Año Nuevo”. El mes de Virgo abrirá hermosas oportunidades para purificar la negatividad del pasado y prepararnos espiritualmente para lo que está por venir.

El nuevo año kabbalístico será muy intenso desde el primer día y hasta el último, cada mes tendrá configuraciones planetarias importantes que sin duda establecerán la dinámica de los años siguientes. Como los kabbalistas nos enseñan, el mes de Virgo tiene el poder excepcional para limpiar la negatividad del pasado (incluyendo la de vidas pasadas), así que podremos “prepararnos” para los increíbles cambios cósmicos de lo que queda del 2019 y todo el 2020.

Si contemplamos toda la secuencia de eventos astrológicos en el año entrante, con sus alineaciones planetarias radicales, veremos que habrá mucha intensidad y cambios en muchos niveles. En términos astrológicos, está programado un nuevo orden mundial. Tenemos la promesa de un renacimiento y una nueva visión que gradualmente se desarrollará en los próximos meses y años. ¡Y el nivel de la semilla de esto se encuentra en el mes de Virgo!

Uno de los aspectos planetarios más poderosos del nuevo año kabbalístico es la conjunción entre Júpiter y Saturno en Acuario. Los astrólogos alrededor del mundo lo llaman “La Gran Conjunción” o “La Conjunción del Mesías”. Astrológicamente, esto representa qué dirección está tomando nuestra vida, a nivel personal y social. Esto determina las pautas para el “nuevo camino” y simboliza una revelación, un cambio de conciencia. Necesitamos hallar nuevas soluciones y elevar la conciencia global. Si bien el ciclo previo de la Tierra dirigió la atención a asuntos prácticos y financieros, el ciclo de Acuario traerá un enfoque más fuerte hacia la espiritualidad y una nueva conciencia.

Otra conjunción importante es la cuadratura Urano-Plutón que nos está llevando a cambios rápidos y a la necesidad de adaptarnos a las transiciones en curso. Este tránsito intenso y complejo puede de hecho ser el precursor de un gran despertar espiritual. Al mismo tiempo, los tránsitos de Neptuno y Quirón en Piscis también reflejan profundos cuestionamientos existenciales que surgen a partir del deseo creciente por entender; la necesidad de tener respuestas ahora.

Para el momento de la Luna Nueva, Marte, Venus, el Sol y Mercurio estarán todos en Virgo. ¡Todos los planetas personales estarán en Virgo! Todos estos cuerpos armonizan con Urano en Tauro. Como Rav Berg explica, el mes de Virgo contiene el “Pensamiento” de la Creación, el nivel de la semilla de todo lo que surgió después. Todos estos planetas en Virgo nos dan la oportunidad para asumir el control de nuestra vida; nos dan el regalo de despertar el deseo verdadero de cambio este mes. Este es un tiempo fértil y productivo. Mercurio, el regente de Virgo, está directo y se encuentra también en el signo de Virgo. Este es un tiempo brillante para liberarnos de las limitaciones, el temor, la ira, las vidas pasadas y los obstáculos.

Con lo que nos espera en el nuevo año, este mes de Virgo es un verdadero regalo.

¡Jódesh Tov!

Relacionado

Ver todo