Festividades y Zonas de Tiempo Herramientas Espirituales Conceptos Kabbalísticos

Un primer paso

Esta semana leeremos en el Shabat de Sucot la misma porción que leímos durante Jol Hamoed de Pésaj. A nivel superficial, esto puede parecer un poco redundante. ¿Acaso no leímos sobre esto hace seis meses? ¿Por qué lo necesitamos escuchar otra vez?

Los kabbalistas enseñan que los meses entre Nisán (Aries) y Elul (Virgo) son considerados como meses masculinos, tiempo para sembrar semillas, nuevas ideas y planificar. Los meses femeninos, desde Tishrei (Libra) hasta Adar (Piscis), son el período que acabamos de iniciar en Rosh Hashaná. Estos meses son considerados como los meses de manifestación.

Todos hemos estado en nuestro propio viaje durante los últimos seis meses. El estudio espiritual y trabajo interior que hemos hecho probablemente nos han dado a todos ciertas ideas sobre quién queremos ser, cómo nos queremos comportar, qué tipo de futuro queremos crear para nosotros y quizá incluso para el mundo. Ahora es el momento de tomar esas ideas, esas semillas que plantamos con nuestra conciencia y comenzar a actuar conforme a ellas.

¿Cómo hacemos esto? Afortunadamente, tenemos ayuda del universo. La razón por la que leemos la misma porción ahora, al inicio de los meses femeninos, tal y como lo hicimos al inicio de los meses masculinos, es para dar un impulso de energía adicional para ayudarnos a comenzar este nuevo período de tiempo con buen pie.

A nivel práctico, tanto tú como yo, solo debemos dar el primer paso. A menudo, cuando se trata de manifestar las muchas ideas que tenemos, intentamos hacerlo todo de una sola vez. Usualmente, esto nos lleva a desgastarnos y esto nos regresa al punto de inicio; mientras que si al menos hubiésemos dado un primer paso, habríamos avanzado hacia nuestra meta.

En los siguientes siete días, piensa en una cosa que puedas hacer para acercarte a tus ideas y actúa en consecuencia. Por ejemplo, supongamos que alguien decide comenzar a estudiar el Zóhar. ¡El primer paso puede ser adquirir el Zóhar! El segundo, sacarlo de su empaque, tenerlo en sus manos, sentir su energía y ver lo que le hace pensar. El tercer paso puede ser recorrer visualmente el Zóhar, leerlo y con el tiempo estudiar su sabiduría.

Así es como se realizan los grandes cambios… paso a paso.

Relacionado

Ver todo