Conceptos Kabbalísticos

Quitarle el alimento al lado Negativo

En la porción de Shoftim dice: “Cuando salgas a la batalla contra tus enemigos y veas caballos y carros, y pueblo más numeroso que tú, no tendrás temor de ellos…”. Con respecto a esto, el gran comentarista Rashi explica que cuando habla de salir a la batalla y ver que de repente los ejércitos que están en tu contra son más que tú, lo que el Creador realmente nos quiere decir es: “Tú, desde tu perspectiva, ves muchos enemigos en tu contra. Pero desde Mi perspectiva no hay muchos enemigos”. Creemos que tenemos muchos enemigos en nuestra contra, pero en realidad no hay nada. Este es un concepto muy importante que también profundiza mucho más. Cuando dice “salgas a la batalla” no hace referencia a una batalla física, sino a la batalla que cada uno de nosotros tiene contra el Lado Negativo.

Nosotros vemos, o al menos percibimos con nuestros sentidos físicos, a todos estos enemigos y toda la negatividad en nuestra contra. Pero debemos saber que la única fuerza que ellos tienen proviene de nosotros; la fuerza que ellos tienen es creada por nuestras acciones negativas pasadas. Por lo tanto, no significa que sean más que nosotros, sino que de hecho son creados por nosotros. ¿Por qué? Porque consideramos a nuestros ojos, cuerpo y cinco sentidos como nuestros y no como del Creador. Y esa es la conciencia que le da fuerza al Lado Negativo.

Sin embargo, si verdaderamente logramos realizar este difícil trabajo y recordar constantemente que estos no son nuestros ojos, oídos, boca y cuerpo, sino los del Creador, entonces nuestros enemigos no tendrán fuerza y le quitamos todo el poder al Lado Negativo. Con esta conciencia quemamos y eliminamos todas las fuerzas negativas de este mundo, porque les cortamos la vida. Este es un concepto profundo: alguien vio algo que no debía ver, hizo algo que no debía hacer, dijo algo que no debía decir y ha creado una energía negativa; energía de habla, energía de vista, energía de acción. Y dado que el Lado Negativo toma nuestra energía para sobrevivir, si lo alimentamos con negatividad, lo sustentamos.

No obstante, si nos transformamos y llegamos a esta conciencia, recordando a diario que este no es nuestro cuerpo sino el del Creador, entonces dejamos de alimentar al Lado Negativo porque lo que mantiene a todas las fuerzas negativas que hemos creado con la boca, los ojos, las manos y demás, solo siguen alimentándose mientras los veamos como nuestros. Entonces, cuando alcancemos la conciencia de que estos son los ojos, la boca y el cuerpo del Creador, el Lado Negativo no tendrá más fuerza. Le habremos quitado su fuente de Luz y energía, y entonces morirá. Además, cuando llegamos a esta conciencia, podemos ser como un guardián e impedir que cualquier negatividad se manifieste en nuestra vida.

Todos conocemos este concepto en cierto nivel. Pero debemos ser sinceros con nosotros mismos: sabemos que como concepto espiritual esta no es nuestra boca, oídos ni cuerpo, ¿y aún así nos permitimos hablar y actuar de manera negativa? Si lo hacemos es porque consideramos nuestras manos, ojos, boca, etc., como nuestros. Si realmente viésemos nuestra mano como la mano del Creador, no podríamos hacer otra cosa con esa mano sino compartir y revelar Luz en el mundo. La única manera que tenemos de alcanzar genuinamente esa conciencia es recordar cientos de veces al día que tenemos que hacer esto.

Toda la transformación que tiene que ocurrir consiste en pasar de la conciencia de mío a la conciencia que es del Creador. Solo entonces atraemos la Luz y sustento de estas cosas. Quizá no todos podamos alcanzar esto por completo, pero podemos comenzar a trabajar en cambiar cómo vemos nuestro cuerpo, ojos, oídos, boca y manos. La única manera de hacerlo es recordarlo cientos de veces al día. Al hacerlo, le quitamos el alimento al Lado Negativo y nos protegemos de la negatividad.

Relacionado

Ver todo