Conceptos Kabbalísticos

Kilómetros por recorrer

Justo cuando creemos que hemos hecho mucho, ayudado mucho, crecido mucho… aún quedan muchos kilómetros por recorrer antes de descansar.

Al principio de la porción de Vayeshev, vemos que Yaakov buscaba descansar. Sentía que había terminado su trabajo espiritual. Después de todo, se había casado, tenía hijos de los que se originarían todas las naciones futuras. Había pasado por muchas pruebas difíciles y, aún más importante, al hacer todo esto manifestó la permanencia y la continuidad del mundo. ¿Qué más tenía que hacer un hombre? Pero entonces, le arrebatan a su hijo Yosef. Este se convirtió en el momento de complacencia de Yaakov.

Tal y como Robert Frost nos dice en la última estrofa del poema "Un alto en el bosque mientras nieva": “Yo, el bosque hondo y fusco veo risueño. Mas, en cumplir promesas tengo empeño, y millas debo andar antes del sueño”.

Mientras tengamos aliento de vida en nuestro cuerpo, tenemos trabajo por hacer. En los momentos en los que creemos que ya no nos queda nada por hacer, el universo es obligado a mandarnos nuevos desafíos para que podamos continuar creciendo.

Podemos crecer de manera proactiva o de manera reactiva. Al elegir impulsarnos más, expandimos nuestra capacidad espiritual en medida proactiva. Por otro lado, si decidimos descansar convencidos de que ya “hemos hecho suficiente”, podríamos terminar en una situación en la que seamos forzados a aprender algunas lecciones nuevas y a enfrentar nuevos obstáculos.

Esta universalmente conocida ley es tanto bella como difícil, y ciertamente debe ser repetida una y otra vez: El crecimiento espiritual es inevitable. La manera de crecer depende de nosotros.

Esta semana, hay una energía en el universo que puede darnos la fuerza para crecer de manera proactiva. Debido a que las fiestas están muy cerca, nuestra tendencia puede ser relajarnos, dejar de trabajar tanto y tan solo disfrutar la vida. Este es un momento oportuno para expandir nuestra capacidad proactivamente. Usemos esta semana para conectarnos con el verdadero significado de esta temporada festiva mediante el acercamiento a nuestro prójimo. Aunque parezca cliché, invierte una hora extra en tu oficina para simplificar el trabajo de alguien más. Da un poco más de caridad a quienes lo necesitan. Da una mano, aunque tus manos ya estén bastante ocupadas. Eso ayudará a expandir nuestra capacidad de revelar más Luz para nosotros y para el mundo en el año entrante.

Relacionado

Ver todo