Conciencia Global Conceptos Kabbalísticos Salud y Sanación

Nuevos comienzos

¡Gracias a Dios por los nuevos comienzos! Esta semana, celebramos Simjat Torá, la última festividad del mes de Tishrei (Libra), un mes en el que, a través de nuestras conexiones, quedamos como nuevos. Hemos mejorado nuestra conexión con la Luz divina, la fuente de todo lo que es bueno en el mundo, y hemos mejorado por ella. Ahora, finalmente, se nos da la oportunidad de comenzar de nuevo. Todos los seres humanos tienen el lujo de poder olvidar, comenzar de nuevo y, quizá, ver y experimentar la vida de manera distinta que antes.

No es coincidencia que también comencemos de nuevo la Torá esta semana, que regresemos a la primera porción de Bereshit, que se traduce literalmente como “en el principio”. La primera letra de la primera palabra (bereshit) que se encuentra en la Torá es la Bet, la cual muchos estudiosos explican que representa brajá, bendición. Por supuesto, esto es así porque la Torá es tanto el anteproyecto como la herramienta de la cual podemos recibir las bendiciones más elevadas en nuestra vida.

Sin embargo, me gusta pensar en la Bet por bitajón, que viene de la palabra bataj que significa confiar.

Al entrar en estas primeras semanas del año nuevo, todos tenemos determinadas ideas o resoluciones, por decirlo de alguna manera: sobre el tipo de persona que queremos ser, la manera en la que nos queremos comportar y las metas que deseamos lograr. Para mí, lo que nos dice la letra Bet en el punto de inicio es que debemos comenzar con confianza en nosotros.

Esto no significa que no debamos confiar en el Creador; esa emuná o certeza es uno de los pilares fundamentales de nuestra sobrevivencia en este mundo. Sin embargo, una de las maneras más poderosas de desarrollar certeza en el Creador es comenzar a reconocer que el Creador está presente en todos los seres vivos, en toda la gente y, ciertamente, eso también significa que está dentro de ti.

Confía en ti. Confía en la chispa del Creador que está en tu interior y ella irradiará de tu ser hacia el mundo. Gracias a eso, hasta el sueño más grande puede hacerse realidad. Cuando es por el beneficio de los demás, no hay ninguna meta inalcanzable, ningún obstáculo muy difícil de superar.

Esta semana, mientras comenzamos como nuevos, no te subestimes. Esa imagen que tienes en tu cabeza de la persona que quieres ser está al alcance de tus manos este año. No ocurrirá de la noche a la mañana y sí, habrá momentos en los que caeremos. Pero con una fuerte confianza en la Luz que está en nuestro interior, podemos levantarnos de nuevo sabiendo que en algún momento lo lograremos y que incluso un traspié es un paso hacia nuestro destino.

Hay muchas cosas que podremos hacer este año… solo si sabemos que podemos hacerlas.

Relacionado

Ver todo