Conceptos Kabbalísticos Maestros Kabbalistas

El nivel de la suela

La porción de Ekev comienza con las palabras vehaya Ekev tishmeún, que significa “Si” o “Cuando escuches” (Y, subsecuentemente, actuarás de acuerdo a las leyes y regulaciones del universo para que así buenas cosas lleguen a ti).

Recuerdo que el Rav explicó este verso de una manera diferente. La palabra Ekev (עקב) de hecho significa “suela del pie”. De hecho, Yaakov (יעקב- Jacob) fue llamado de esta forma porque nació agarrando el pie de su hermano.

El Rav se refirió al Zóhar: en la porción de Jayei Sará (Verso 21) dice que “Quienquiera que sea pequeño es grande y quienquiera que sea grande es pequeño”. Esto significa que cuando las personas actúan siguiendo sus deseos egoístas y utilizan esa negatividad para acumular poder o control sobre otros, terminan perdiéndolo todo. En cambio, las personas que pueden controlar sus egos y se sacan a sí mismas de la ecuación, se vuelven dignas de recibir mucha responsabilidad y poder en sus manos con el propósito de compartir.

Con esto en mente, escucha lo que la Luz está intentando decirnos cada día. Intenta alcanzar el nivel de la suela, eliminando el ruido del ego (¡Yo! ¡Yo! ¡Yo!).

Un ejemplo de este concepto de “menos es más” que he escuchado muchas veces del Rav tiene que ver con los cables telefónicos intercontinentales. Estos cables solían tener 3 metros de grosor y podían manejar sólo unas cuantas docenas de llamadas, pero alrededor del comienzo del siglo XXI fueron reemplazados por cables de fibra óptica, alambres del grueso de un cabello que podían trasmitir miles de llamadas de manera simultánea.

Se hace claro que menos es más cuando se trata de tecnología moderna. Tan solo fíjate en la nueva era de los nano-robots y computación en “nubes” (cloud computing, sistema de almacenamiento de datos). La gran interrogante es: ¿Cuánto tiempo tomará para que entendamos que menos debería ser más en otros aspectos de nuestras vidas?

He sido “posicionado” en Brasil por los últimos 5 años, y como debes saber si has estado viendo las noticias últimamente, Brasil ha sufrido recientes agitaciones. En cierta ocasión observé a alguien que sostenía un cartel, la primera parte decía: “Los países desarrollados no son aquellos en los que LOS POBRES manejan autos”. No estuve muy de acuerdo; ¿Cuál es el problema con que las personas pobres tengan autos propios? Pero entonces leí la segunda parte, que tuvo mucho sentido: “Los países desarrollados son aquellos en los que la gente RICA utiliza el transporte público”.

Nos hemos involucrado tanto en el consumo que cuando la Luz viene a nosotros de manera sencilla (el canto de un ave, la sonrisa de un niño) muchas veces no podemos apreciarlo porque estamos muy ocupados.

Por lo general, es difícil explicar quién es el Rav a alguien que lo haya conocido después de su accidente cerebro vascular. Espero que todos ustedes hayan leído el libro del Rav titulado “La educación de un Kabbalista”, en el cual relata la historia de la relación especial que él tenía con su maestro, Rav Brandwein, y la responsabilidad que éste le dejó.

Imagina que tu maestro de Kabbalah, tu guía espiritual, tu mejor amigo y amado maestro, parta de este mundo y te deje solo y con una misión: Ve y comparte la sabiduría de la Kabbalah con el mundo, sin mencionar que nadie va a escucharte o apoyarte de ninguna manera… Afortunadamente, el Rav “encontró” a Karen un año después y se tenían el uno al otro para apoyarse cuando las cosas se pusieron difíciles.

Creo que nunca apreciaremos lo suficiente el trabajo del Rav y Karen, PERO, aunque actualmente hay un Centro de Kabbalah cerca de ti o puedes conectarte en línea, aún hay mucho por hacer, mucha Luz por revelar…

Espero verlos a todos en Anaheim para Rosh Hashaná, ¡Probablemente me encontrarán con un gran grupo de brasileños cantando y bailando durante las comidas!

Relacionado

Ver todo