Conceptos Kabbalísticos

La forma más poderosa de conectarse con la Luz

Los kabbalistas enseñan que la razón por la que estamos en este mundo, incluso la razón de la creación de nuestro mundo, es para permitirnos acercarnos a la Luz del Creador. Todo en nuestro mundo está diseñado para darnos las herramientas que necesitamos para lograr este propósito. Cuando estamos conectados con la Luz, las dudas desaparecen. Las preocupaciones y los miedos se desvanecen. Tenemos más certeza en el universo y nos sentimos en paz. Hay muchas maneras de conectarse con la Luz del Creador. Algunos asisten a la iglesia o a la sinagoga. Otros estudian diferentes formas de espiritualidad. Como estudiantes del Centro, usualmente escaneamos el Zóhar, escuchamos la lectura de la Torá o asistimos a clases con regularidad. Todas son formas poderosas de conectarnos, pero quizá la manera más poderosa de conectarnos con la Luz es ayudar a otra persona a conectarse con la Luz.

Nos acercamos al Creador al volvernos como Él. Esto significa transformarnos en seres que comparten desinteresadamente. Ayudar a los demás a conectarse con la Luz es una de las formas más elevadas de compartir. Al hacerlo, les damos la oportunidad de experimentar la fuerza, la plenitud y las bendiciones infinitas de la Luz. ¡No hay mayor regalo que podamos darle a alguien! Esta es la razón de la existencia del Centro de Kabbalah: para difundir la sabiduría y las herramientas que ayudan a la gente a conectarse. Es una bendición en sí misma el hecho de tener acceso a estas increíbles herramientas espirituales.

Ayudar a que alguien más se conecte con la Luz no significa imponerle nuestras creencias, ni juzgarlo por sus acciones o estilo de vida. Es importante recordar que cada persona tiene su propio camino espiritual que recorrer. No podemos obligar a nadie a hacer el trabajo espiritual y tampoco podemos hacerlo por ellos. Sin embargo, sí podemos ofrecer nuestro apoyo a lo largo de su viaje.

He aquí algunas formas proactivas en las que podemos ayudar a los demás a conectarse con la Luz:

Hacerle saber a alguien que no está solo en su batalla puede recordarle que el Creador está con nosotros siempre, incluso en la oscuridad.

Hacer voluntariado en tu iglesia local, organización espiritual o lugar de beneficencia puede contribuir mucho en ayudar a los demás en su camino espiritual. Rav Berg solía hablar de cómo la Luz se revelaba con tan solo organizar los asientos y las mesas para una clase en la cual se iba a enseñar acerca del Zóhar. Cuando colaboramos con una comunidad, sea grande o pequeña, la fortalecemos.

La mejor manera de inspirar a los demás a emprender un viaje espiritual es convertirte en la personificación de los principios espirituales en los que crees. Cuando practicamos lo que predicamos, la gente ve la influencia positiva de la Luz en nuestra vida. ¿Qué mejor manera de demostrarle a alguien el poder del Creador?

 - - - 

Sin importar cómo elijamos ayudar a los demás, es necesario que lo hagamos con un fuerte Deseo por la Luz. La intención detrás de nuestras acciones es muy importante para nuestro crecimiento espiritual. Todo comienza con el Deseo. Cuando ayudamos a los demás sin un Deseo por la Luz, nos conectamos con nuestro ego. Aunque intentemos ayudar, quizá lo hagamos porque queremos sentirnos bien con nosotros mismos, queremos agradar a los demás o controlarlos. En otras palabras, no es verdaderamente altruista. El verdadero Deseo nace en nuestro corazón y conduce naturalmente a acciones positivas. Mientras más queremos ser como el Creador, más concentrados estamos en compartir desinteresadamente.

Cuando enfocamos nuestras intenciones en ayudar a los demás a conectarse a fin de que puedan acercarse al Creador, surgen las oportunidades de compartir naturalmente. ¡Está atento a estas oportunidades! Cada una de ellas es una oportunidad de compartir con alguien, lo cual ayuda a ambas partes a conectarnos con la Luz de la forma más poderosa.

Relacionado

Ver todo