Conciencia Global Conceptos Kabbalísticos

Ver lo bueno

La porción de esta semana se llama Reé, lo cual significa “ver”. La mayor parte de esta historia bíblica aborda la idea de las bendiciones y las maldiciones, entonces, ¿por qué se llama “ver”? ¿Por qué no llamarla “bendiciones y maldiciones”?

Los kabbalistas revelan que gran parte de nuestra experiencia de vida depende de lo que elegimos ver. Esta es la porción en la que nació el Rav. No es de sorprender que a menudo él dijera: “Si buscas lo bueno, lo encontrarás. Si buscas lo malo, ciertamente también lo encontrarás”. Esto es verdad, porque en casi toda persona y situación hay cosas buenas y cosas malas. Este fue el trato que hicimos al comer del Árbol del Conocimiento del Bien y el Mal, elegimos una realidad en la que tanto el bien como el mal deben existir para que nosotros podamos elegir.

Ahora bien, nuestro libre albedrío es decidir concentrarnos en lo que queremos vivir. Incluso en los momentos más difíciles de nuestra vida, siempre tenemos una opción: ver la dificultad o encontrar la oportunidad para crecer que hay en ellos. De esta manera, podremos llegar a “ver” que la más grande bendición de todas es entender que todo y todas las personas son una bendición.

Cuando Dios creó el ojo del hombre, creó el mejor canal para apreciar la Fuerza de Luz. A través de la visión podemos apreciar los muchos milagros del Creador. Sin embargo, el ojo está hecho de negro y blanco; vemos a través de la zona negra del ojo y no a través de la blanca. Ya que el Creador, en Su infinita sabiduría, nos revela que sin oscuridad es imposible apreciar la Luz.

Esta es una semana poderosa que favorece nuestro esfuerzo con energía adicional para ver lo bueno en todas las cosas para que podamos percibir al Creador en todas ellas. ¿Cuántos segundos nos toma darnos cuenta de los defectos de alguien más? ¿Cuánto nos toma juzgar determinada situación como “mala”? Esta semana, hagamos un esfuerzo mayor para eliminar el juicio y las nociones preconcebidas que aparecen cuando buscamos justicia, cuando buscamos lo que es correcto. Especialmente si una persona te desagrada. Puede ser muy gratificante encontrar al menos algo bueno en ella y elegir concentrarte en ese aspecto. Y si no logras encontrar nada bueno, recuerda: la chispa del Creador está en todas las personas, sin importar quiénes sean. Al elegir ver la chispa divina, revelamos más de la magnificente Luz del Creador para nosotros y para el mundo.

Que la Luz revelada al usar nuestros ojos para ver a Dios en todas las personas transforme la negatividad existente en una característica de naturaleza positiva.

Relacionado

Ver todo