Conciencia Global

5 maneras en las que puedes cambiar el mundo hoy

Puede ser desalentador ver cuánto dolor y sufrimiento hay en este mundo. Se siente como si no tuviéramos influencia en los grandes problemas globales que estamos enfrentando. Nuestro trabajo espiritual tiene el propósito de producir un cambio positivo en el mundo, pero podría parecer un proceso largo y lento sin ningún fin en el horizonte. ¿Cómo podemos marcar una diferencia?

La verdad es que hay pequeñas cosas que podemos hacer cada día para hacer una gran diferencia en la mejora del mundo. Los kabbalistas enseñan que por cada acción espiritual, sin importar lo grande o pequeña que sea, se genera una reacción en cadena que propaga la Luz a toda la humanidad. Si entendemos que cada uno de nosotros está interconectado, entonces nuestras buenas acciones no terminan solo en nosotros, sino que en realidad afectan a toda la humanidad e inclinan la balanza del cambio global hacia el lado positivo.

Aquí presentamos cinco maneras de marcar una diferencia hoy:

Es curioso que aprendemos la importancia de compartir desde que estamos en el jardín de infancia y, de alguna manera, la olvidamos a medida que crecemos. Si bien ya no se trata de compartir nuestro juguete favorito, siempre hay oportunidades de compartir nuestro tiempo, nuestros consejos o nuestro amor con alguien que lo necesite. Cuando hacemos un esfuerzo para mejorar el día de alguien o alegrarle la vida, no solo hace que la persona se sienta bien, sino que también revela Luz en el mundo. ¡Busca una oportunidad de ayudar a alguien hoy!

Los kabbalistas enseñan que cuando estudiamos la sabiduría, literalmente estamos inclinando las balanzas cósmicas hacia el lado positivo; no solo para nosotros mismos, sino para todo el mundo. Hay una energía que reverbera en todo, porque todo está interconectado. ¡Es increíble pensar que, con tan solo dedicar un poco de tiempo al estudio, podemos difundir la Luz en el mundo!

Según los kabbalistas, uno de los aspectos más importantes de nuestro trabajo espiritual es nuestra mentalidad. Con solo recordar que la mano del Creador está en todo, sin importar cuán difícil sea la situación, podemos conectarnos con la Luz y provocar un cambio positivo en el mundo. Prueba tomarte unos cuantos minutos en la mañana para determinar tus intenciones del día. Enfócate en inyectar amor y Luz en el mundo. ¡La sola intención es suficiente para inspirar grandes cambios en el mundo!

Es un gran regalo tener acceso al poder de la sabiduría ancestral. Hay muchas maneras de compartir esta sabiduría con otras personas. Invita a un amigo a alguna clase, regálale un Zóhar a alguien o comparte un fragmento de sabiduría en redes sociales. Piensa en todos los cambios positivos que la sabiduría ha traído a tu vida. ¡Tú puedes contribuir para que otras personas experimenten eso también! Ayudar a los demás a conectarse con la Luz del Creador es una parte importante de nuestro trabajo espiritual y nos acerca un poco más al cambio global.

Con frecuencia escuchamos de las dificultades de los jóvenes sin hogar, familias sin acceso a alimento o víctimas de desastres naturales, pero ¿cuán a menudo dedicamos tiempo para ir y ayudar? No hace falta mucho para hacer voluntariado, tan solo un poco de tiempo y esfuerzo. El voluntariado es una manera maravillosa de mejorar las condiciones de las personas de tu comunidad local o del mundo en general. Cada esfuerzo sirve de ayuda.

Nuestro amado maestro, Rav Berg, solía decir: “No podemos tener un mundo mejor sin personas mejores en él”. Con cada acción espiritual que realizamos, el mundo se vuelve un lugar mejor.

Cambiar el mundo no sucede de la noche a la mañana, pero hay pequeños pasos que podemos dar cada día para revelar más Luz y amor en el mundo. ¿Por qué no comenzar hoy?

Relacionado

Ver todo