Festividades y Zonas de Tiempo

Astrología Semanal: 29 de julio al 4 de agosto, 2018

Tenemos una semana muy interesante por delante. ¡Preparémonos!

Ahora comenzamos un nuevo maratón compuesto por las semanas que nos llevan al Año Nuevo cósmico y la Luna Nueva de Libra. Nos referimos a este evento como Rosh Hashaná, que literalmente significa “cabeza del año”. Hay siete semanas entre el Nueve de Av (¿Recuerdas la energía pesada del domingo pasado?) y Rosh Hashaná, durante las cuales preparamos nuestra alma —nuestra vasija— y despejamos todo para recibir una nueva Luz y energía para el año entrante.

Imagina por un momento que tu alma es como una batería recargable. El tiempo que toma recargarla ocurre durante el Año Nuevo cósmico. La mayoría de nosotros recibimos suficiente “electricidad” para todo el año que viene. Desafortunadamente, para algunos de nosotros, la recarga sólo dura un corto período de tiempo. Con el fin de que la recarga sea eficiente, tenemos que purificarnos espiritualmente y preparar una nueva versión de nosotros mismos, una nueva vasija, para recibir una energía más poderosa para el próximo año.

Entonces, ¿cómo se ve la carta de esta semana? Hay mucho fuego y aire. ¡Sin duda hay movimiento! De hecho, el ascendente de la carta está en el innovador Acuario, al igual que la Luna (el alma de la carta) y Marte (la batería zodiacal). En la carta también está presente una cuadratura en T que involucra a Marte, Urano y el Sol. Romper con este aspecto requerirá mucho esfuerzo, ya que Marte es considerado como uno de los maléficos y Urano siempre es el elemento “extraño”. El Sol, que nos representa a nosotros, ¡realmente es puesto a prueba por estos dos cuerpos celestes!

¿Qué significa eso en un nivel práctico? Amigos, ¡prepárense para ser puestos a prueba seriamente! El cosmos nos mostrará todos nuestros defectos e intenciones ocultas: el enredo de nuestras klipot (reactividad). El truco es no entristecerse ni deprimirse por eso. Al contrario, se trata de tener momentos reveladores, momentos en los que entendamos que nuestras “cáscaras” no nos definen. Sólo nos cubren y debemos removerlas inmediatamente. ¡Ese es un gran método para aclarar las cosas!

Neptuno en Piscis, localizado en la primera casa, nos guiará mejor a nivel inconsciente, tal y como un GPS. Debido a que Marte y la Luna están en conjunción, ¡recibimos un maravilloso impulso que expande nuestra vasija de manera exponencial y nos conecta con nuestro máximo potencial! El Medio Cielo (punto más alto) de la carta está en Sagitario, eso nos abre a nuevas a enseñanzas y trae una buena dosis de optimismo a nuestra vida.

Esta semana, compartamos nuestras experiencias con los demás; expresemos nuestras esperanzas, nuestras debilidades y a veces incluso nuestro dolor. La mejor tarea que podemos hacer ahora es preguntarle a la gente que amamos: “¿Qué necesito cambiar? ¿Qué consideras que me tiene atascado en mi viaje espiritual?”.

Prepárate para recibir respuestas increíbles, nuevas perspectivas maravillosas y crecimiento genuino a partir de esa experiencia. Deberíamos poner un aviso de “En construcción” sobre nuestra cabeza.

Relacionado

Ver todo