Festividades y Zonas de Tiempo

Comenzar con amor

Estamos en el mes de Aries, de cara a nuestro nuevo año. Lo que está ante nosotros es la totalidad de todos los signos y matices del Zodíaco. Aries está de primero en la línea y, debido a esto, se dice que Aries solo puede verse a sí mismo. Al no estar consciente de quienes están detrás, Aries es creado con un enfoque en sí mismo. Un fuerte Deseo de Recibir para Sí Mismo es una energía desmedida y cruda. Sin embargo, cuando es equilibrado, puede ayudar a impulsarnos a lograr grandes cosas en la vida y no abrumarnos o ser la causa de nuestra destrucción. El deseo colosal que está disponible este mes es nuestro amigo y a la vez nuestro adversario. Cuando podemos conectarnos con los regalos positivos del mes de Aries, este mes se vuelve una increíble plataforma y un trampolín para el año entrante. Esta semana, nos encontramos inmersos en la conexión de siete días Pésaj. Nos regalan estos siete días para que logremos el objetivo de obtener solamente los regalos positivos de Aries. La festividad de Pésaj y la energía de esta semana nos purifican. Somos resguardados en un hermoso espacio de energía positiva y recibimos la bendición de comenzar este año con amor puro.

Nuestra brújula espiritual de la semana es la porción Ajaréi Mot. Esta porción se lee dos veces, una en esta época y otra en el día más sagrado del año, Yom Kipur. Esta semana nos regalan la energía de Yom Kipur con su incomparable capacidad de ayudarnos a unirnos con el Creador y liberarnos de todas las barreras que nos impiden llegar a Él. En la porción Ajaréi Mot, Aharón, el sumo sacerdote, hace la mayor conexión de purificación para los israelitas. Dice que Aharón entró al Tabernáculo del Santo de los Santos donde solamente él podía entrar a realizar el proceso de purificación. Esto sucedía solo una vez al año en Yom Kipur, el 10 del mes de Libra, cuando podemos conectarnos y beneficiarnos de la fuente purificadora de los Mundos Superiores llamada Biná. Al recibir instrucciones de Moshé y el Creador, Aharón inicia la renovación y purificación anual para el pueblo. Todas las acciones negativas fueron absueltas y todos recibían purificación total. Este es un regalo importante y vital que nosotros también recibimos esta semana. Nos otorgan la capacidad de comenzar nuestro año con mente, conciencia, corazón y cuerpo purificados. El Creador siempre nos está ayudando y desea la mejor vida para nosotros. Recibimos el poder de Ajaréi Mot para que podamos sembrar la mejor semilla a fin de crear un año óptimo. Junto a este regalo, esta semana también nos ofrece los siete días de la festividad de Pésaj. Cada uno de los siete días de Pésaj extrae de nosotros la conciencia negativa inherente que se encuentra en el mes de Aries. Se dice que si participamos en los siete días de Pésaj, al ser conscientes de mantener un estado de conciencia positiva en el cual habiten el amor y la unidad, se nos garantiza que no caigamos espiritualmente a lo largo de todo el año. Los siete días de Pésaj nos permiten liberarnos de lo que nos retiene para que podamos prosperar y alcanzar lo que alguna vez pensamos que sería imposible. Con Ajaréi Mot y Pésaj podemos comenzar este año con amor, ya que todas nuestras pesadas cadenas y limitaciones caen detrás de nosotros.

Podríamos encontrarnos enfrentando los mismos desafíos año tras año y anhelando ver nuestros sueños hacerse realidad. Al igual que en un carrusel, nos encontramos tal vez en una nueva ciudad o entorno, pero teniendo la misma vida una y otra vez. Cada año quizá veamos que no ha habido crecimiento ni cambio genuino. Este puede ser uno de los dolores más grandes de la vida. Haber vivido 70 años como si apenas hubiese sido un día puede hacer que hasta el más fuerte de nosotros se sienta derrotado. Pero nuestra existencia no tiene que ser de esta manera. El Creador proporcionó la energía y las herramientas disponibles cada semana para ayudarnos a cosechar lo mejor de la vida. Nos han dado un camino para salir de la oscuridad y crear un futuro brillante. Esta semana somos renovados para que tengamos la ventaja de crear un año completamente diferente y mejor. Eliminamos el egoísmo y la apatía de nuestro ser y acogemos el amor y la atención por nuestro prójimo. Comenzamos el año con una conciencia evolucionada que puede conducirnos a un año mejor y más feliz. Este es precisamente el propósito de Pésaj. Los días sagrados en realidad son días “completos”. Estas festividades no son conmemorativas ni se celebran por tradición. Son regalos del Creador para recargarnos, renovarnos y alterar nuestra conciencia para que creemos una mejor vida para nosotros. Las decisiones que tomamos cada momento crean nuestros días, y estos días crean nuestra vida. El Creador sabe que somos responsables de construir nuestra vida y nos envía la ayuda necesaria para que edifiquemos la mejor vida posible para nosotros y nuestra familia.

 

Esta semana en tus meditaciones, visualízate de pie al comienzo del Zodíaco. Estás de cara al futuro, lleno de orgullo. Deseas todas las posibilidades de la vida. Deseas un año con dicha, felicidad, salud, prosperidad y amor. El intenso deseo de tenerlo todo llena tu ser. No obstante, por un momento comienzas a pensar que puede haber algo más. Te vuelves, miras lo que tienes detrás, ¡y ves a muchas otras personas! Ves a todos los que han pasado antes y a todos los que vendrán después de ti. Te vuelves consciente de que el mundo está lleno de otras almas y otros corazones que desean lo mismo que tú. Todos aspiran bendiciones y alcanzar la dicha. No estás solo en este mundo. Comienzas a reconocer la interconexión que tienes con cada alma de la tierra. Sientes que el tamaño de tu corazón se duplica porque la compasión, el cuidado y el amor te superan. Ahora no solo deseas tus propias necesidades, sino que deseas que los demás también estén felices y plenos. Deseas recibir aún más de la vida: un mundo en el que todos estén felices y plenos. Deseas ayudar a los demás y crear este mundo ideal en el que podamos vivir. Esta es la transformación que buscamos y que está a nuestra disposición esta semana. Vinimos a este mundo de una manera y podemos salir de él de otra. Aprendemos que para poder tenerlo todo tan solo tenemos que dar. Aprendemos que para convertirnos en alguien grande, solo necesitamos pensar en alguien más. Si comenzamos con amor, verdaderamente podremos tenerlo todo.

Relacionado

Ver todo