Festividades y Zonas de Tiempo

El nivel semilla del año

Esta semana nos bendecimos los unos a los otros con Shaná Tova, nos deseamos un año de bienestar los uno a los otros.

El Año Nuevo kabbalístico, Rosh Hashaná, comienza en la noche del miércoles y continúa hasta el viernes. El Shabat que viene después de Rosh Hashaná es el Shabat de Haazinu, también conocido como “Shabat Shuvá”.

Esta no es una semana normal en absoluto. Nuestras acciones de esta semana, especialmente las del jueves, el viernes y hasta el sábado siguiente, afectan nuestro año entrante. Estamos en el nivel semilla del año.

Durante el mes de Virgo, nuestra maestra Karen Berg nos guía a través de una práctica diaria para prepararnos para Rosh Hashaná.

Trabajamos en ser amables, compartir y sentir el dolor de otros. Hacemos introspección para ver dónde y cuándo herimos o creamos caos en la vida de alguien. Pedimos perdón y deseamos perdonar a las personas de nuestra vida que nos han hecho daño. Después de hacer esto, estamos listos para el siguiente nivel.

Rosh Hashaná es el Año Nuevo y también es conocido como Yom HaDin, el Día del Juicio.

En Rosh Hashaná el mundo entero está parado frente a un juez divino. El juez decidirá cuánta Luz recibirá cada persona el año entrante y se las dará según corresponda. Cuando nos paramos frente al juez, por un lado, el Oponente saca a relucir toda nuestra negatividad, por el otro, nosotros como grupo usamos el Shofar como un arma para eliminar toda nuestra negatividad desde el nivel semilla del año.

En Rosh Hashaná recibimos 3 tipos distintos de energía:

1. La energía de vida, para darnos el poder de cumplir nuestra misión en este mundo.

2. La energía de abundancia, para que tengamos la energía positiva del dinero.

3. Continuidad, queremos que nuestras acciones traigan bendiciones que se queden con nosotros por mucho tiempo.

Todos queremos un año lleno de bendiciones y queremos enviar esta Luz al mundo entero.

El Shabat que viene después de Rosh Hashaná se llama Shabat Shuvá, lo que significa “regresar en el tiempo”. Durante este Shabat aún estamos en el proceso, mientras el universo esté abierto, de regresar en el tiempo y eliminar cualquier acción negativa pasada.

En la noche del miércoles entraremos en un periodo de 21 días en el que tendremos la oportunidad de atraer una gran cantidad de bendiciones a nuestra vida. Permíteme explicártelo de una manera simple:

Imagina que nuestra alma es como un vaso. En los últimos 30 días de Virgo buscamos ver dónde está sucio el vaso e intentamos limpiarlo. Tratamos de identificar en dónde está dañado o manchado el vaso, buscamos lo que pueda estar mal con el vaso y luego lo limpiamos.

Durante Rosh Hashaná, usando el poder del Shofar y comprometiéndonos con todo el trabajo que hacemos, la Luz nos da el poder de eliminar todas las áreas sucias de nuestra alma.

Tendremos 10 días para limpiarnos un poco más, y luego, en Yom Kipur, recibiremos Luz pura en nuestra alma limpia. Luego Sucot y Simjat Torá nos ayudarán a tomar toda esta energía y darle la protección correcta, ayudándonos así a traer grandes bendiciones a nuestra vida.

Deseo que todos seamos una sola alma y usemos toda la gracia de la sabiduría que nuestros maestros nos dan para traer Luz y bendiciones a nuestra vida y al mundo entero.

¡Shaná Tová!

Relacionado

Ver todo