Festividades y Zonas de Tiempo Herramientas Espirituales Conceptos Kabbalísticos Maestros Kabbalistas

Limpiar Nuestras Acciones Negativas

La sección de “Shoftim veshotrim” es una descripción para vivir en la tierra de Israel propuesta desde una perspectiva legal. La porción se refiere al establecimiento de jueces, la policía, los encargados de hacer cumplir las reglas y los ejecutores. Los comentaristas en esta sección preguntan: ¿Indica esto que Dios sabía por adelantado lo que vendría cuando los israelitas pudieran entrar a la tierra de Israel; que habría la necesidad de que existiesen jueces y ejecutores?

El Zóhar presenta un prolongado discurso sobre la pena de muerte y establece que dentro de estas leyes prescritas existen cuatro tipos de condenas. En otras palabras, no quedaba en manos del estado decidir si la ejecución ocurriría por la silla eléctrica o por decapitación, como fue el caso durante siglos. Más bien lo que aprendemos es que existe una prescripción de qué tipo de condena merecería una persona. Esto quedaba en manos de la Biblia y de nadie más. 

Las cuatros penas de muerte descritas en la biblia (por una lanza, colgado, quemado y apedreado) parecen primitivas y crueles, que es por lo cual estudiamos en el Centro de Kabbalah, porque sin el Zóhar no podríamos ni siquiera comenzar a entender la biblia.

¿Está la biblia diciendo que el castigo puede ser un instrumento de Dios y que en un juicio, si una persona merece alguna forma de pena de muerte, esto es lo que él o ella puede esperar; lo que nos alerta a no cometer crímenes o de lo contrario habrá un horrible método para nuestra muerte? No, permíteme asegurarte que el Talmud nos dice que la pena de muerte nunca ocurrió y que nunca pudo haber ocurrido porque el sistema judicial al cual nos referimos aquí requería nada menos que de dos testigos, no podía haber evidencia circunstancial ni ningún otro tipo de evidencia, ni huellas dactilares. Lo que se necesitaba eran dos testigos que pudieran testificar que vieron la situación con sus propios ojos, y como dos testigos nunca llegaban con la misma historia, no había pena de muerte.

Así que si la pena de muerte nunca ocurrió, entonces ¿por qué tener toda esta sección en la biblia? El Zóhar explica que a lo que nos referimos es a las cuatro formas de morir, que cada forma de muerte entrará en una de estas cuatro categorías, sin importar lo que sea. El Zóhar y Rav Isaac Luria (El Arí) explican que esto se relaciona a nuestro Tikún (proceso de corrección) y que todos regresamos, a veces sin la posibilidad de saber que quizás hemos hecho algo en una vida previa para haber merecido la pena de muerte.

Sin embargo, de acuerdo con el Talmud, no existe forma de sentenciar a alguien sobre las bases físicas y por ende eso nunca ocurrió. No existe manera de acusar o condenar a la pena de muerte a otra persona por un crimen en el cual incurrió. Por ende, ya que existe la justicia en el universo y nada ocurre de forma repentina, ¿de dónde proviene esto y por qué lo merecemos? Nada tiene lugar en este mundo sin una base previa de activación en algún tiempo de vida.

Si una persona muere en un edificio que colapsó esto significa que la persona murió siendo apedreada; o si muere en un edificio en llamas esto es morir quemado. Si una persona es apuñaleada hasta morir, esta es muerte por una lanza o si se ahoga por un pedazo de comida y muere, ésta muere colgada. Son estos los cuatro tipos que representan cada muerte.

¿Qué pasa cuando las arterias están bloqueadas? ¿A qué se refiere esto? Para entender esto, veamos qué ocurre cuando alguien es colgado. ¿Cómo muere este individuo? ahogándose hasta la muerte. Lo mismo ocurre en una arteria obstruida que puede resultar en un infarto o un paro respiratorio y esto se incluye en la idea de ahogarse.

Sin entrar en detalles y para resumir, el Zóhar nos recuerda que hagamos todo lo que esté en nuestras manos para  limpiar nuestro Tikún. Esta es la razón por la que tenemos la porción de Shoftim en este mes de Elul (Virgo). Con la ayuda de Shoftim, podemos limpiarnos antes de entrar a un Nuevo Año durante Rosh Hashaná. Y al limpiarnos sabemos que nuestro Nuevo Año no será establecido en las bases de acciones negativas por las cuales somos responsables, o por algo negativo de miles de años a tras o miles de vidas pasadas por las cuales hayamos regresado.  

Relacionado

Ver todo