Conceptos Kabbalísticos Maestros Kabbalistas

Combatir la efectividad del oponente

La porción de Toldot dice: “Los hijos luchaban dentro de ella”, y Rivká fue a preguntarle a Dios. El Zóhar dice que la gran batalla que se ha manifestado en este mundo hasta la actualidad comenzó con el embarazo de Rivká. ¿Qué quiere decir esto? El Zóhar explica que Satán, en su totalidad, fue encapsulado dentro de Esav, y que la cabeza de Esav estaba en el sistema puro pero su cuerpo no, por ello él se parecía a Yitsjak. Y ya que cada uno tiende a inclinarse por los de su propio tipo, Yitsjak amó más a Esav que a Yaakov. Sabemos que Yitsjak quería bendecir a Esav y no a Yaakov, porque le dijo a Esav: “Ve y prepárame un buen guisado para que coma y te bendiga”. Estas palabras son claras.

Yaakov era todo lo contrario; el Zóhar dice que él pertenecía al lado que cabalgaba el perfecto Trono Santo del lado del sol, Zeir Anpín, el cual está unido con la luna, la Nukvá; y aun así engañó a su padre. Tomó el lugar de Esav para recibir él la bendición. ¿Con qué derecho fue él a su padre y le quitó la bendición a Esav? ¿Cómo Yaakov hizo semejante cosa? El Zóhar explica que debido a que Esav encarnaba a la serpiente, Yaakov lidió con él astutamente. Lo que Yaakov hizo con Esav fue parecido a lo que hace una serpiente.

Todo sobre Satán es cómo nos engaña, cómo crea condiciones en la que hacemos cosas y luego nos damos cuenta de cuán estúpidos fuimos. Satán nos convence falsamente de que lo que vemos traerá caos a nuestra vida. Él crea una imagen, pero la realidad es que Satán nos está engañando. En el momento en que Satán logra que nos comportemos como él quiere, esto trae caos en cualquiera de sus presentaciones. Podemos incluso decir: “¿Cómo pude ser tan tonto?”. Pero debes saber que no fuiste tan tonto, ya que Satán nubló tu visión con su falsedad, creando una imagen vívida de cómo cierta acción sería el camino correcto a seguir.

En el vientre, Yaakov y Esav ya estaban peleando sobre cómo sería el futuro desde la fuente misma. La forma de combatir la efectividad de Satán y prevenir que presente algún tipo de ilusión a nuestro alrededor se puede aprender de Yaakov, quien a su vez también tuvo que crear ilusiones. Puede que te preguntes: “Pero siendo Yaakov una persona tan honesta, ¿cómo pudo involucrarse en falsedades?”. EL Zóhar nos enseña que cuando estamos engañando a Satán es necesario hacerlo con falsedades. Cuando se trata de Satán, se nos permite ir con engaños, ya que combatimos fuego contra fuego; no hay otra opción. El Zóhar está diciendo que la única forma en que podemos eliminar el engaño es siendo engañoso. Esta era la única manera en la que Yaakov podía separarse de Esav.

Para entender este concepto de manera un poco más profunda, el Zóhar explica que Esav nació primero y Yaakov salió después sujetado al talón de Aquiles de Esav. La batalla en el vientre se debía a que Yaakov quería separarse para no tener ninguna influencia de la serpiente. ¿Qué quiere decir el Zóhar aquí? Al sujetar el talón de Aquiles, Yaakov separó a Esav de la Santidad, por ello, el poder de la Santidad se volvió dominante sobre Esav. El significado es que, a través de esta acción, el poder de la positividad tuvo dominio sobre la negatividad. Sin embargo, Yaakov no pudo separarse para enseñarnos que por sujetarse al talón de Esav, él entonces, y nosotros en la actualidad, nunca nos separaríamos totalmente de la negatividad. Por ende, lo que ocurrió luego con el engaño y el robo de la bendición del primogénito tenía que ocurrir. En otras palabras, a pesar de haber nacido de Yitsjak y de Rivká, todavía existía una parte que no podía separarse de Satán.

Yaakov se convirtió en la antítesis de la serpiente, y a pesar de que no podía separarse completamente, el poder de Yaakov fue que pudo vencer el talón de Aquiles de Esav. Cuando estudiamos en esta lectura del nacimiento de Yaakov, podemos obtener la capacidad para vencer la negatividad y separar a Satán de la Santidad. Cuando Satán está a nuestro alrededor, podemos atraer la energía de Yaakov para poder ver claramente lo que Satán intenta hacernos, y podemos separarnos y realizar la acción adecuada para engañarlo y vencerlo.

Relacionado

Ver todo