Conciencia Global Conceptos Kabbalísticos Maestros Kabbalistas

Sentir la Unidad

La porción de esta semana se conoce como Ekev, una palabra que generalmente es traducida como "...y pasará...". Pero nos dice el Zóhar que Ekev significa "talón". La definición de la palabra ekev es que es el talón y la semilla lo que afecta cada aspecto de todo.

Aprendemos en Kabbalah que si podemos comprender la raíz del asunto, entender la fuente, entonces podemos proceder a resolver los problemas que nacen de esta fuente. En otras palabras, vemos el árbol entero cuando está dentro de la semilla porque sabemos que el árbol entero ya está incluido dentro de la semilla.

En esta porción nos aseguran que si escuchamos a Dios, todo va a estar bien, y por otro lado, si no escuchamos a Dios, entonces podrá ocurrir todo lo que le puede pasar a la humanidad en forma de caos. Pero esto no es totalmente cierto porque hay aquellos que siguen la tradición completamente y a pesar de ello, sufren, y aquellos que no siguen la tradición y tienen todo. Muchas veces he escuchado a personas decir que es mucho mejor estar enfermo y ser rico porque así puedes pagar el cuidado médico que necesites, queriendo decir que si tienes dinero, no tendrías que ir al mismo hospital al que van los que no tienen hogar o los pobres. ¿De pronto olvidamos la enfermedad, el caos y el dolor que esta persona está sufriendo? ¿Cómo puede ser éste el razonamiento que hemos llegado a aceptar en nuestra vida?

Para ayudarnos a entender este concepto, discutiremos la sección acerca de la ropa que los israelitas usaron cuando estaban en la intemperie. ¿Por qué la Biblia nos dice que sus ropas no se desgastaron? ¿Por qué es tan importante que sepamos esto? Según el Zóhar, la Biblia quiere que profundicemos más sobre la razón por la que las cosas se rompen o cómo desaparecen. El Zóhar dice que la razón por la que su ropa no se desgastó es porque ellos superaron la fuerza conocida como fricción, una fuerza que previene el movimiento libre y crea separación.

Esta es la fuerza de Satán porque el poder de Satán es crear separación. En otras palabras, para prevenir que avancemos, Satán pone una barrera, que la ciencia la denomina fricción o gravedad. Y el Zóhar dice que es el hombre el que crea estas barreras. El hecho de que no podamos pensar con una consciencia positiva o altruista nos impide viajar cualquier distancia, incluso caminar hacia allá instantáneamente.  

El Zóhar explica que estas barreras físicas son el resultado de nuestra consciencia de división. Como aprendí de mi maestro, el Rav Brandwein, cuando queremos crear un mundo unificado, incluso a través de personas que toman bandos por cualquier razón válida, debemos tratar a la otra persona con dignidad humana. Si no hacemos esto, entonces por cualquier razón válida, las fuerzas de fricción y gravedad pondrán limitaciones en el cuerpo físico, en la humanidad y nos impedirán alcanzar lo que es nuestro por derecho.

El Zóhar dice que no debemos estar limitados de ninguna forma por la estructura física del mundo, y el hecho de que consideremos la fricción o la gravedad como un fenómeno físico es una mentira, pues en realidad es una ilusión. No estamos hablando de que la realidad física no exista, aquí la palabra ilusión significa que puede ser reemplazada. Rav Shimón nos dice en el Zóhar que podemos viajar hacia atrás en el tiempo, que podemos ver el Templo Sagrado, que supuestamente fue destruido, aún en pie en Jerusalem. La razón por la que no lo vemos es por la fuerza de gravedad, la manifestación física de la fuerza metafísica llamada división. Eso es Satán.

El Zóhar nos dice que leemos acerca de la ropa de los israelitas para que podamos entender que sólo hay una razón por la que nosotros, hoy, no experimentamos el tipo de milagros que los israelitas experimentaron en el desierto. Los Israelitas ni siquiera los llamaron milagros, ellos tenían la consciencia de ver la película completa, en vez de más tarde recordar diciendo, "...ah, sí, ahora lo veo". ¿Qué es lo que vemos? Cuando decimos, " ya lo veo", estamos usando la palabra "ver" en términos no físicos.

El caos es una completa ilusión. La razón de todo el caos, dolor y sufrimiento que pasamos es muy real porque no hemos sido capaces de liberar nuestra consciencia; no hemos sido capaces de elevarnos al Reino metafísico Superior.

Para alcanzar el Reino Superior sólo hay un método: sentir la unidad. Esto se logra tratando a otros con dignidad humana y no perpetuando la intención de Satán de crear caos a través de la separación. Si la consciencia de Satán es negativa, entonces nuestra consciencia tiene que estar afectada. Por otro lado, cada acción positiva que hacemos puede afectar la positividad de todo el mundo.

Con la tecnología del Zóhar, podemos sentar el precedente de eliminar esas barreras y en última instancia eliminar las fuerzas de división. Este es el poder de Ekev, la fuente que afecta todo lo que experimentamos en esta realidad física.

Relacionado

Ver todo